LOS MATRIMONIOS DE LA BIBLIA [+50]

LOS MATRIMONIOS

Tabla de contenidos

Sabemos bien cómo son los matrimonios hoy en día, muy variados. En estos momentos, si usted es cristiano, ya habrá hecho en su mente una pequeña evaluación de cada uno de ellos viéndolos a partir de nuestra perspectiva cristiana y a partir de la palabra de Dios, pero, ¿Sabe usted como eran los matrimonios en la biblia? Me refiero a los tiempos bíblicos, desde Adán hasta la era del nuevo testamento. 

De los versículos sobre el matrimonio, o qué dice la biblia del matrimonio sin amor, las leyes sobre el matrimonio en el antiguo testamento y todo lo referente al mismo, es lo que trataremos en este interesante artículo. Responderá a preguntas tales como:

  • ¿Cómo son los matrimonios en la Biblia?
  • ¿Cuál es el Salmo que habla del matrimonio?
  • ¿Qué dice la Biblia sobre los maridos?
  • ¿Cuáles son las mujeres de la Biblia? (con respecto al matrimonio)

¿Qué dice Dios acerca del Matrimonio?

La Biblia comienza y termina con matrimonios (Gén 2:24; Apoc 22:20). En el medio, se habla de ello con frecuencia.

• Hay historias de bodas y de parejas casadas (ej., Gén 3:1–4:2; 12:1–18:15; 21:1–14; 24:1–25:28; 29:1–30:24; Ruth).
• Hay reglas normativas
• Para casarse (Deut 22:13–21; 22:28–29; 25:5–10),
• Estando casado (Éxo 21:10; Deut 21:15–17; Efe 5:21–33; Col 3:18–19; 1 Ped 3:1–7),
• De violación del matrimonio (Éxo 20:14; Deut 22:1–27; Mat 5:27–28) y
• De finalización del matrimonio (Deut 24:1–4; Mat 5:31–32; 19:3–8; 1 Cor 7:12–16).
• También hay pasajes donde el matrimonio es utilizado como una metáfora.
• Cristo es comparado con un novio y sus seguidores son los invitados a la boda (Mat 9:14–15; 22:1–14; 25:1–13).
• El matrimonio de un hombre y una mujer es una imagen de Dios y su pueblo (Ose 1:2–3:5; Jer 2:1–4:4)
• o de Cristo y de su iglesia (Juan 3:28–30; 2 Cor 11:1–3; Apoc 19:7–9; 21:2; 22:17–20).

Mientras que las historias y las metáforas que describen el amor mutuo de una pareja casada o de los hijos nacidos de ella son fácilmente comprensibles, los relatos de los matrimonios arreglados, endogámicos (matrimonio entre parientes) o poligámicos no lo son. Esto es debido a que nuestro contexto difiere del contexto social en el cual la Biblia fue escrita. Para poder comprender el matrimonio en la Biblia, por lo tanto, necesitamos familiarizarnos con el matrimonio en el antiguo Cercano Oriente tanto con en el mundo greco-romano.

El matrimonio en el Antiguo Testamento

La mayoría de los textos acerca del matrimonio del Antiguo Testamento reflejan la sociedad israelita agraria en la Era de Hierro temprana. Las familias vivían de los productos de la tierra. Hombres, mujeres y niños necesitaban trabajar la tierra y procesar la cosecha para poder sobrevivir. La propiedad familiar pertenecía y era manejada por el hombre cabeza del hogar, que podía heredarla a sus hijos. Los hijos debían permanecer en la casa de sus padres, casándose con mujeres de fuera del núcleo inmediato de la familia y criando a sus hijos en la tierra de su padre. Para mantener la propiedad intacta, el padre debía dejar la mayor parte de la herencia a su hijo mayor (Deut 22:17). Las familias necesitaban hijos para contribuir a la mano de obra doméstica, para aprender cómo manejar el campo de la familia y heredarla tras el fallecimiento del patriarca de la familia.

La primera historia de matrimonio de la Biblia demuestra esto. Adán es un agricultor y Eva es la mujer que da a luz a los niños (Gén 3:16–19; 4:1–2, 25). Comparten una vida de trabajo duro, y la mujer está sujeta a la autoridad del patriarca. El matrimonio es resumido en Gén 2:24: un hombre busca una esposa fuera de la casa de sus padres y los dos comienzan una nueva unidad familiar.

Los matrimonios arreglados. 

La práctica general del Antiguo Testamento era que los padres arreglaran el matrimonio de sus hijos. El padre de un hijo tenía una gran participación en decidir quién entraría a su casa y sería la madre de sus nietos. Este rol en asegurar esposas para sus hijos puede verse en las historias de matrimonio de Ismael (Gén 21:21), de Isaac (Gén 24:1–9) y de Er (Gén 38:6). Cuando un hombre elegía a su propia esposa—como con Jacob, Siquem y Sansón—sus padres continuaban interesados en su elección (Gén 28:1–5; 34:4; Jue 14:1–3).

Las mujeres miembros de la familia estaban igualmente interesadas en encontrar buenos esposos para ellas. Por ejemplo, el sirviente de Abraham no tan solo trató con la futura esposa de Isaac, Rebeca, sino también con su hermano Labán y su padre Betuel (Gén 24:15–61). Cuando Jacob se enamoró de Raquel, tuvo que arreglar el matrimonio con su padre Labán (Gén 29:15–20). Es notable que Jacob tuvo que compensar a Labán antes de poder casarse con Raquel (Gén 17; ver también Gén 34:12; Éxo 22:16–17; Deut 22:29). Labán perdería la contribución de Raquel a la economía familiar, y Jacob ganaría su trabajo y su potencial de dar a luz hijos. En consecuencia, Jacob necesita pagar a su futuro suegro una dote.

Por su parte, Raquel traería recursos materiales, incluyendo a su doncella Bilha (Gén 29:29; ver también Gén 24:59–61; Jos 15:18–19). Una esposa mantenía el control sobre la propiedad que ella trajo al matrimonio. Si ella perdía a su esposo debido a la muerte o el divorcio, esto le serviría como su red de seguridad económica.

La endogamia. 

Los matrimonios de Isaac y de Jacob ilustran otra característica del matrimonio israelita antiguo: la endogamia. Se esperaba que un joven o una joven se casaran con un miembro de su familia política. Rebeca es prima hermana de Isaac aunque estaban lejos. Lea y Raquel eran primas hermanas de Jacob de parte de su madre y primas segundas lejanas de parte de su padre. La ventaja para esposos como Isaac y Jacob es que, a diferencia de Esaú (Gén 27:46), ellos no traían mujeres extrañas dentro de la casa de sus padres. Rebeca, Lea y Raquel estarían familiarizadas con sus costumbres y sus relaciones, y los otros adultos de la casa estarían dispuestos a tratarlas como miembros de la familia.

La endogamia también beneficiaba a los padres de las hijas, como Betuel y Labán. Si un hombre moría sin hijos varones, sus hijas heredarían su propiedad. Si esas hijas se habían casado con extranjeros, su propiedad iría a los hijos de los extranjeros. En cambio, si sus hijas se casaban con sus primos, la propiedad quedaría en la familia.

En las historias de los patriarcas, la práctica de la endogamia por lo tanto mantiene la tierra prometida para los miembros de la familia de Abraham. Esta es la razón por la que Abraham e Isaac estaban inquietos por encontrar esposas para sus hijos entre los descendientes de Taré, padre de Abraham (Gén 24:1–9; 28:1–5). De hecho, la misma esposa de Abraham es su media hermana, una de las hijas de Taré (Gén 20:12).

No tan solo esto es importante para que la tierra prometida pertenezca a Israel, sino que también es necesario que la porción asignada a una tribu en particular pueda permanecer dentro de esa tribu. En Núm 27:1–12, por ejemplo, la cinco hijas de Zelofehad heredaron su propiedad, pero en Núm 36:1–13 Moisés les manda a hacer casamientos endogámicos para que la propiedad de Zelofehad permanecería dentro de la tribu de su clan.

La preocupación por el matrimonio endogámico alcanzó su pico máximo después del exilio de Babilonia (Neh 10:30; 13:3, 23–30; Esd 9:1–10:44), cuando los judíos que repoblaron Jerusalén, la hicieron su propiedad para mantener su identidad étnica y sus prácticas religiosas. Los sacerdotes fueron especialmente exigidos a no “casarse con extrañas”, de esa manera ellos y sus hijos no introducirían innovaciones extranjeras dentro del culto del templo (Esd 10:18–44).

El sexo matrimonial y extramatrimonial. 

El matrimonio le daba al hombre los derechos reproductivos exclusivos con su esposa. Si estos derechos eran honrados, entonces su propiedad pasaría a sus hijos biológicos. Era importante, por eso, para un hombre casarse con una virgen y de esa manera la paternidad de su primogénito sería segura. Esto hizo necesario para un padre velar por la virginidad de sus hijas, así él podría verlas casadas con seguridad. El honor de una familia dependía entonces de la habilidad del patriarca para controlar las actividades sexuales de sus dependientes femeninas, incluyendo esposas, hijas y hermanas solteras.

La Ley del Antiguo Testamento refleja la importancia de los derechos reproductivos del hombre y el honor familiar. Por ejemplo, en Deut 22:13–21 impone una pena severa sobre una novia cuyo esposo descubre que no era virgen. Ella debía ser apedreada hasta la muerte debido a que había mancillado el honor de su padre y violado los derechos reproductivos de su futuro esposo. La prohibición del adulterio también funcionaba para proteger los derechos reproductivos del marido y el honor de la familia. 

Si una mujer que estaba casada o desposada con un hombre había tenido relaciones con cualquier otro hombre, tanto ella como el hombre eran condenados a muerte (Éxo 20:14; Lev 18:20; 20:10; Deut 22:22–24). La historia de David y Betsabé demuestra la importancia de los derechos reproductivos del esposo (2 Sam 11:1–27). Después de que David tuvo relaciones con Betsabé, su embarazo amenazó con exponerlo ante Urías, el esposo de Betsabé, el hombre cuyo derecho había sido violado. Así David intentó engañar a Urías y, finalmente, lo hizo matar.

La ley incluso aborda la violación de la esposa de un hombre—la mujer no era responsable y el violador era ejecutado (Deut 22:25–27). La ley además consideraba la violación de una virgen (Deut 22:28–29). El violador había quebrantado los derechos del padre de la virgen, quién probablemente no sería capaz de arreglar una matrimonio apropiado para ella. Por lo tanto, estaba obligado a pagar al padre una cantidad enorme como dote y casarse con la mujer. Siquem, entonces, actuó responsablemente ofreciendo a Jacob casarse con su hija Dina (Gén 34:1–12). Amnón, sin embargo, al rehusar casarse con su media hermana Tamar, la hizo inelegible para casarse con cualquier otro hombre de su clase social. Además, hizo efectivamente responsable a su hermano Absalón tanto de su mantenimiento, así como de la defensa del honor de la familia (2 Sam 13:1–20).

La poligamia. 

Una vez casados, se esperaba que la pareja tuviera hijos. Esto era especialmente importante para el hombre con propiedades, que necesitaba hijos adultos para heredarle la tierra y los bienes. Debido a la elevada mortalidad de los infantes así como de las mujeres en el parto, el nacimiento de un hijo varón y su supervivencia hasta la adultez no estaba garantizada de ninguna manera. Algunos hombres por lo tanto practicaban la poligamia para asegurar al menos un heredero varón. Algunos polígamos del Antiguo Testamento fueron Esaú (Gén 26:34; 36:1–5), Jacob (Gén 29:21–30), Gedeón (Jue 8:30–31) y Elcana (1 Sam 1:1–2).

La Biblia indica que el favoritismo era un problema común en los matrimonio polígamos. Jacob, por ejemplo, claramente favoreció a Raquel (Gén 29:30), y Elcana puso atención especial en Ana (1 Sam 1:4–8). Un polígamo que era parcial para una esposa tendía a desatender los derechos de sus otras esposas y sus hijos. Por lo tanto, la ley incluyó dos estatutos que restringían las consecuencias del favoritismo.

• El hijo primogénito tenía los derechos de herencia incluso si a su padre no le agradaba su madre (Deut 21:15–17).
• Un hombre no podía favorecer al segundo hijo, de su esposa amada, a expensas del hijo de la primera esposa (Éxo 21:10). Un hombre que tomaba una segunda esposa debía contribuir equitativamente a la manutención de ambas esposas. Esto incluía darles la oportunidad de concebir hijos. Es de suponer, entonces, que solo los hombres muy ricos podían estar al alcance de sostener más de una esposa y sus hijos.

El matrimonio real.

En la antigüedad las familias ricas e importantes a menudo utilizaban los matrimonios para hacer alianzas con otras familias prominentes. Esto era especialmente cierto en las familias reales. Por ejemplo, el matrimonio de David con la hija de Saúl, Mical y con Abigaíl, la viuda de un acaudalado terrateniente de la tribu de Judá, parecen pujas claras de influencia y de propiedad (1 Sam 18:17–29; 25:2–42).
Los matrimonios reales posteriores fueron intentos para consolidar los lazos políticos entre las naciones:

• David con Maaca de Gesur (2 Sam 3:3)
• Salomón con la hija del faraón (1 Rey 9:16)
• Acab con Jezabel de Fenicia (1 Rey 16:31)
• Joram con Atalía de Israel (2 Rey 8:26)

El Sal 45 fue probablemente encargado para esta boda real—describe un rey buen mozo, su novia que debe olvidar a su pueblo, y su descendencia esperada. Especialmente los reyes tuvieron la iniciativa política y los recursos necesarios para casarse con varias esposas. Del acaudalado rey Salomón se dijo que tuvo mil esposas y concubinas (1 Rey 11:3).

Fallecimiento y divorcio.

Los derechos reproductivos de un hombre sobre su esposa se terminaban tanto por su muerte o por su decisión de terminar el matrimonio en divorcio. En cualquier caso, la mujer era libre de casarse con otro hombre. Una excepción interesante, sin embargo, se aplicaba a viudas sin hijos. Si un hombre casado moría antes de producir herederos, dejaba a la sucesión en el limbo. ¿Quién heredaría su parte de la propiedad familiar?

El matrimonio por levirato.

El deber del pariente varón más cercano al hombre fallecido era de casarse con su viuda sin hijos y ser padre de sus hijos. El hijo primogénito de ella debía ser reconocido como el hijo de ella con su esposo fallecido y heredar su propiedad. Esta práctica es conocida como el matrimonio por levirato (de “levir”, palabra latina para “hermano del marido”). Está indicado en Deut 25:5–10 y obligado por fuertes sanciones. Booz entró al matrimonio por levirato con Rut, la viuda de su pariente. Su hijo Obed entonces podría heredar la propiedad del suegro fallecido de Rut, Elimelec (Rut 4:10). Onán el hijo de Judá entró de forma similar en el matrimonio por levirato con Tamar, la viuda de su hermano Er, (Gén 38:8–10). El deber de Onán de ser el padre de los hijos de su hermano era tan importante que Dios castigó su negligencia con la muerte.

El divorcio.

Si un hombre no estaba contento con su esposa, la ley le permitía divorciarse de ella. En el certificado de divorcio, él públicamente renunciaba a sus derechos reproductivos, esto le permitía a ella volver a casarse (Deut 24:1–2). Una mujer divorciada retenía su propiedad conyugal, además de cualquier acuerdo de divorcio según lo convenido entre su esposo y su padre. Si una mujer divorciada se casaba y su segundo esposo también se divorciaba de ella, al primer esposo no le era permitido casarse nuevamente con ella (Deut 24:3–4). Dado que él ya había renunciado a sus derechos, no podía reclamarlos nuevamente y así beneficiarse de cualquier acuerdo de divorcio de su segundo matrimonio.

El divorcio siempre fue un privilegio del esposo, nunca de la esposa. Un marido tenía poco incentivo para divorciarse de su esposa indiscriminadamente, sin embargo, dado que perdía el valor de las labores de su esposa y su capacidad reproductiva junto con los recursos que ella había traído al matrimonio—sin mencionar la dote que él había dado a su padre.

Había solo dos casos en los cuales a un hombre le era prohibido divorciarse de su esposa: si después del matrimonio él había acusado falsamente que ella no era virgen (Deut 22:19) y sí él la había violado antes del casamiento (Deut 22:29). Estas leyes protegían los intereses del padre de la mujer (y, dicho sea de paso, los de la mujer también).

El cantar de los cantares.

Aunque la Biblia a veces se refiere al amor entre maridos y esposas (ej., Gén 24:67; 29:18–20; 1 Sam 18:28), no da detalles de sus relaciones sexuales. Los maridos “conocen” (Gén 4:1) o “conocerán” (Gén 29:23, 30) a sus esposas, de esta manera producirán hijos. La única excepción es el Cantar de los Cantares (también conocido como el Cantar de Salomón), un largo diálogo erótico entre jóvenes amantes. 

Cantares es interpretado de diferentes formas. Desde la publicación del artículo de Budde, “Das Hohelied” en 1898, muchos cristianos han considerado a Cantares como una canción de bodas. Sin embargo, más recientemente, se ha argumentado que se asemeja a las canciones de amor egipcias compuestas para el entretenimiento en ocasiones de festividades. 

Aunque Cantares se refiere al matrimonio (ej., Cant 3:6–11; 4:8–12), su sujeto no es el matrimonio per se. Está más relacionado con el deleite de los amantes en el cuerpo del otro (4:1–7; 5:10–16; 6:4–10; 7:1–9) y sus encuentros idílicos (1:16–17; 2:8–17; 6:11–12; 7:10–8:5). De hecho, inclusive no está claro que la pareja este casada.

El matrimonio como una metáfora.

Los profetas de Israel utilizaron el matrimonio entre un hombre y una mujer como una metáfora de la relación entre Dios y su pueblo. Esto fue especialmente cierto para Oseas y Jeremías, que profetizaron contra la idolatría de Israel. Ambos profetas compararon el amor de un esposo por su esposa con el amor de Dios por su pueblo. También compararon la relación adúltera de la esposa con otro hombre con el culto idólatra de Israel dado a otros dioses (Ose 1:2–2:23; Jer 2:1–4:4). Oseas no solo hizo la comparación; sino que también la vivió casándose con una “esposa de fornicación” (Ose 1:2–3). Se mostró optimista de que Dios, como un marido amoroso, restauraría su relación con su pueblo infiel (Ose 2:14–23). Jeremías, por otro lado, remarcó que Dios estaría en su derecho de “divorciarse” de ellos (Jer 3:1).

En Ose 3:1–5 compara las instituciones reales y cúlticas que mediaron entre Israel y Dios como las relaciones sexuales entre un esposo y esposa. Israel vivirá temporalmente sin estas instituciones, así como la esposa adúltera del profeta vivirá temporalmente abstenida de la relación con su esposo.

matrimonios

El matrimonio en el Nuevo Testamento

El matrimonio en el mundo grecorromano no era muy diferente del matrimonio en el antiguo Cercano Oriente. Continuaba sirviendo a la función social de mantenimiento de la propiedad familiar y el legado del padre al hijo. Los hombre mantenían la autoridad sobre sus familias, incluyendo esposas, hijos y esclavos.

Sin embargo, las leyes romanas permitían tanto al hombre divorciarse de su mujer como a la mujer divorciarse de su esposo. La ley judía confirmó solo el derecho del hombre de divorciarse de su esposa (Deut 24:1–2). El matrimonio por levirato y la poligamia, aunque seguían siendo legales entre los judíos, comúnmente no eran practicados.

Jesús y el matrimonio.

Se menciona que Jesús ha reinterpretado tres enseñanzas del Antiguo Testamento sobre el matrimonio.

Adulterio.

En el Sermón de la Montaña, se dirige a la ley que prohíbe el adulterio (Éxo 20:14 en Mat 5:27–30). Jesús extiende el principio de la ley para aquel hombre que simplemente desea la esposa de otro hombre, ya cometió adulterio con ella.

El divorcio.

Jesús también reinterpreta la ley que permite el divorcio (Deut 24:1–2). Pablo es el primer escritor del Nuevo Testamento que registra esta enseñanza (1 Cor 7:11): “que el hombre no se divorcie de su esposa” (NVI). De acuerdo a Mar 10:2–9 y Mat 19:3–8, Jesús emitió esta sentencia en una disputa legal con algunos de los fariseos, que entre ellos mismos no estaban de acuerdo con la interpretación de Deut 24:1–2. Para Jesús, sin embargo, el precedente no es Deut 24:1–2 sino el primer pronunciamiento de Dios en Gén 2:24: “y serán una sola carne”. El divorcio y el nuevo casamiento, por lo tanto, conducen al adulterio (Mar 10:11; Mat 5:31–32; 19:9; Luc 16:18).

Debido a que él era un judío palestino, Jesús no tuvo la necesidad de encarar casos que involucraban esposas divorciándose de sus maridos o cristianos casados con no cristianos. Pablo y Marcos, escribiendo en un contexto grecorromano, necesitaron hacer frente a estos casos. Ambos aplican cuidadosamente el precepto de Jesús, extendiendo a las esposas la prohibición de divorciarse (1 Cor 7:10; Mar 10:12). Además, Pablo dio su opinión de que un creyente no debe iniciar el proceso de divorcio contra un cónyuge no creyente. En la visión de Pablo, tal matrimonio debe terminar solo ante la iniciativa del cónyuge no creyente (1 Cor 7:12–16). Pablo no formula una norma explícita para volver a casarse en este caso.

Aunque Mateo, Marcos y Lucas incluyen la enseñanza de Jesús sobre el divorcio, cada Evangelio ofrece un relato levemente diferente. En la versión de Marcos, la disputa de Jesús con los fariseos termina con la conclusión de que los seres humanos no deben separar lo que Dios ha unido (Mar 10:2–9). Jesús luego enseña a sus discípulos que divorciarse y casarse nuevamente conduce al adulterio (Mar 10:10–12). 

El hecho de que Marcos aplica esta norma de Jesús tanto a hombres como a mujeres es importante. No solo representa la capacidad de una mujer de separarse de su marido, sino que también reinterpreta la definición de adulterio del Antiguo Testamento. Las leyes en Éxo 20:14; Lev 18:20; 20:10 y Deut 22:22–24 consideran el adulterio como una ofensa de la pareja adúltera contra el marido de la mujer. En Mar 10:11–12, sin embargo, hace que sea igualmente posible que el esposo cometa adulterio contra su esposa.

Lucas no registra la disputa de Jesús con los fariseos. Sin embargo, sí incluye una versión de la enseñanza sobre el nuevo casamiento y el adulterio. En esta enseñanza—también dirigida a los fariseos—un hombre comente adulterio tanto si se divorcia de su esposa y se casa con otra mujer como si solo se casa con una mujer divorciada (Luc 16:18).

Mateo describe a Jesús dando dos enseñanzas sobre el divorcio. En el Sermón del Monte (Mat 5:31–32), él da la enseñanza que también aparece en Luc 16:18. Luego, Mateo incluye la disputa con los fariseos encontrada en Marcos (Mat 19:3–9). La norma de que un hombre que se divorcia de su esposa y se casa con otra mujer comete adulterio, dada a los discípulos en Mar 10:11–12, es anunciada a los fariseos en Mat 19:9. A diferencia de Marcos, Mateo no especifica que el hombre comete adulterio contra su esposa, ni extiende la norma a las mujeres que se divorcian de sus esposos. Además, Mateo agrega una excepción interesante a la regla de Jesús: el nuevo casamiento conduce a adulterio a menos que se haya divorciado de la mujer debido a “fornicación (porneia)” (Mat 5:32; 19:9). 

La interpretación depende del significado de porneia—este sustantivo puede describir varios tipos de desviación sexual. Si se refiere al adulterio, entonces el dicho parece permitir al hombre divorciarse de mujeres infieles, una excepción con la cuál una de las escuelas de los fariseos habría estado de acuerdo. 

Por otro lado, porneia podría referirse al matrimonio que viola una de las leyes contra el incesto (Lev 18:1–18). Tales matrimonios eran frecuentes en el mundo grecorromano. En tal caso, la enseñanza de Mateo permitía el divorcio solo para las personas casadas con sus parientes cercanos. Sin embargo, la lógica de Mateo está sujeta a otra interpretación: en tal caso el ex marido no es el responsable por causar que su esposa divorciada adultere. Ella ya cometió adulterio antes de que él se divorciara de ella.

Matrimonio por levirato.

Finalmente, Jesús comenta sobre la ley relacionada con el matrimonio por levirato (Deut 25:5–10). No es concerniente a los muertos después de su resurrección, dice Jesús. No hay matrimonio en la vida después de la muerte (Mar 12:18–25; Mat 22:23–30; Luc 20:27–35). Jesús, por supuesto, nunca se casó. En Mat 19:10–12, parece defender la vida de soltero para cualquiera de sus seguidores que son capaces de mantener el celibato.

Pablo y el matrimonio.

Parece que Pablo tampoco se casó y—como Jesús—defendió el celibato (1 Cor 7:8). Entendía que si Jesús viene pronto, no tiene sentido para los creyentes hacerse problemas con distracciones como el matrimonio. Su primera prioridad es agradar a Dios (1 Cor 7:25–35). Habiendo dicho esto, sin embargo, Pablo admitió que no está mal casarse. De hecho, aquellos que no pueden controlar sus deseos sexuales deben seguir adelante y casarse (1 Cor 7:6–9, 36–38). Y, una vez que están casados, una pareja debe tener relaciones sexuales. No son tan espirituales que no necesiten satisfacer sus necesidades físicas (1 Cor 7:1–5).

Códigos para el hogar.

Los códigos para el comportamiento de maridos, esposas, hijos y esclavos están expresados en Efe 5:21–6:9; Col 3:18–4:1 y 1 Ped 2:18–3:7. Estos códigos reflejan las prácticas contemporáneas en la sociedad grecorromana, en la cual todos los miembros de la familia estaban subordinados al hombre cabeza del hogar. A fin de que las familias cristianas se sujeten a la norma social, entonces, una esposa debía sujetarse a la autoridad de su marido (Efe 5:22; Col 3:18; 1 Ped 3:1). Los maridos, sin embargo, son advertidos de no abusar de esa autoridad (Efe 5:25; Col 3:19; 1 Ped 3:7). Ellos tienen que tratar a sus esposas con amor y consideración. El código en Efesios enfatiza estas órdenes con una ilustración: Cristo ama y cuida a la iglesia (Efe 5:25–27, 29). Él es la cabeza de la iglesia, y la iglesia se somete a su autoridad (Efe 5:23–24).

El matrimonio como una metáfora.

El Nuevo Testamento compara la llegada del Mesías profetizado a una boda—cada uno termina un largo periodo de espera. Jesús se comparó a sí mismo como el novio y a sus seguidores como a los invitados a la boda en diferentes maneras:

• Jesús explicó por qué los discípulos no ayunaban diciendo que los invitados a la boda celebran con un festín (Mar 2:18–20; Mat 9:14–15 y Luc 5:33–35).
• La parábola de la Fiesta de Bodas dirigida tanto a aquellos que rechazan la invitación de Dios como a aquellos que aceptan la invitación pero no adhieren a sus normas (Mat 22:1–14).
• La parábola de las 10 vírgenes sugiere que la segunda venida de Jesús podría retrasarse—sus seguidores deben estar preparados (Mat 25:1–13).

En el Evangelio de Juan, el Bautista también usa la metáfora (Juan 3:28–30). Juan el Bautista relaciona a Jesús como el novio y a sí mismo como el amigo del novio—Jesús es el Mesías, Juan es el predecesor que se regocija en la presencia del Mesías. Los seguidores de Juan disminuirán, pero Jesús ganará seguidores, tal como el novio que comienza una familia.

La analogía puede continuar en la historia de Jesús y la mujer samaritana (Juan 4:1–42). La historia nos recuerda las escenas del Antiguo Testamento en las cuales el encuentro de un hombre y una mujer junto a un pozo conduce al matrimonio (Gén 24:1–67; 29:1–20; Éxo 2:15–22). Jesús y la mujer no se casan, por supuesto, pero los samaritanos que ahora creen en Jesús aumentan el número de sus seguidores, como dijo el Bautista (Juan 4:39–41; 3:30).

Pablo utiliza esta metáfora en 2 Cor 11:1–3. También retrata al Mesías (Cristo) como un novio y a sus seguidores (los conversos de Corinto por Pablo) como una novia. Los conversos por Pablo han sido persuadidos por enseñanzas que contradicen las de él (2 Cor 11:4). Él por lo tanto compara la espera de la venida de Cristo a un periodo de compromiso. Así como un padre desea mantener a su hija virgen hasta que ella se casa con su esposo, Pablo desea mantener a sus conversos fieles al Cristo que él les enseñó. Los seguidores de un Cristo diferente son comparados con una hija desposada que acepta los avances de otro hombre.

En las visiones del Apocalipsis, la relación entre Cristo y sus seguidores es finalmente consumada con una boda. La novia es vestida con lino fino, los invitados se han reunido, la novia se une a su esposo, y la fiesta de boda comienza (Apoc 19:7–9; 21:2). La comunidad de los creyentes justos, finalmente, se unirá gozosamente con Cristo. Mientras tanto, la novia—la iglesia—se une al Espíritu, al autor y al auditorio de Apocalipsis diciendo, “Ven, Señor Jesús” (Apoc 22:17–20)

Todos Los Matrimonios De La Biblia

Antiguo Testamento

El primer matrimonio en la biblia: Adán se casa con Eva

ReferenciasGén 2:18–25
EventoDios crea a la mujer
EsposoAdán (primer hombre)
LugarEdén (jardín)
EsposaEva
ContextoDios creó a Eva de la costilla de Adán.

Lamec se casa con Ada

ReferenciasGén 4:19–22
EsposoLamec (padre de Jubal)
EsposaAda (esposa de Lamec)

Lamec se casa con Zila

ReferenciasGén 4:19–22
EsposoLamec (padre de Jubal)
EsposaZila

Los hijos de Dios se casan con las hijas de los hombres

ReferenciasGén 6:1–2
EsposoLos hijos de Dios (Antiguo Testamento)
EsposaHijas de los hombres

Abraham se casa con Sara

ReferenciasGén 11:29
EsposoAbraham
Nación del esposoHebreo
LugarUr (ciudad)
EsposaSara

Nacor se casa con Milca

ReferenciasGén 11:29
EsposoNacor (hermano de Abraham)
LugarUr (ciudad)
EsposaMilca (esposa de Nacor)

Faraón se casa con Sarah

ReferenciasGén 12:14–20
EventoAbram y Sarai salen a Egipto
EsposoFaraón (en el tiempo de Abraham)
Nación del esposoEgipcios
LugarEgipto (nación)
EsposaSara
ContextoCuando Abram y Sarai viajaron a Egipto, el Faraón se dio cuenta de Sarai. Abram le dijo que Sarai era su hermana, por lo que Faraón tomó a Sarai como su esposa. Dios afligió a Faraón y a su hogar con plagas.

Abraham se casa con Agar

ReferenciasGén 16:1–4
EventoSarai ofrece Agar a Abram
EsposoAbraham
Nación del esposoHebreo
LugarHebrón (ciudad)
EsposaAgar
Nación de la esposaEgipcios
ContextoDespués de que ella era incapaz de concebir, Sarai le dio a su esclava Agar a Abram para que fuera su esposa.

Ismael se casa con una egipcia

ReferenciasGén 21:20–21
EventoIsmael se establece en Parán
EsposoIsmael (hijo de Abraham)
Nación del esposoHebreo
LugarParán
Esposauna mujer de Egipto
Nación de la esposaEgipcios
ContextoMientras se establecía en Parán, Agar consiguió una esposa para Ismael de Egipto.

Isaac se casa con Rebeca

ReferenciasGén 24:62–67
EventoIsaac y Rebeca se casan
EsposoIsaac
Nación del esposoHebreo
LugarNeguev
EsposaRebeca
ContextoAbraham envió a su sirviente a concertar un matrimonio para Isaac con una mujer de sus parientes.

Abraham se casa con Cetura

ReferenciasGén 25:1
EventoAbraham se casa con Cetura
EsposoAbraham
Nación del esposoHebreo
EsposaCetura
ContextoTras la muerte de Sara, Abraham se casó con Cetura.

Esaú se casa con Basemat

ReferenciasGén 26:34–35
EventoEsaú se casa con dos heteas
EsposoEsaú
Nación del esposoHebreo
EsposaBasemat (esposa de Esaú)
Nación de la esposaHeteos

Esaú se casa con Judit

ReferenciasGén 26:34–35
EventoEsaú se casa con dos heteas
EsposoEsaú
Nación del esposoHebreo
EsposaJudit (esposa de Esaú)
Nación de la esposaHeteos

Esaú se casa con Mahalat

ReferenciasGén 28:6–9
EventoEsaú se casa con una ismaelita
EsposoEsaú
Nación del esposoHebreo
EsposaMahalat (hija de Ismael)
Nación de la esposaIsmaelitas
ContextoDespués de que Jacob obedeciera a sus padres al no casarse con una mujer cananea, Esaú tomó a una de hijas de Ismael como su esposa.

Jacob se casa con Lea

ReferenciasGén 29:21–27
EventoLabán le da a Jacob a Lea en lugar de Raquel
EsposoJacob (hijo de Isaac)
Nación del esposoHebreo
LugarHarán (ciudad)
EsposaLea
Nación de la esposaHebreo
ContextoJacob aceptó trabajar para Labán 7 años a cambio de la mano de Raquel. Labán, sin embargo, engañó a Jacob y le dio a Lea.

Jacob se casa con Raquel

ReferenciasGén 29:28–30
EventoJacob trabaja siete años por Raquel
EsposoJacob (hijo de Isaac)
Nación del esposoHebreo
LugarHarán (ciudad)
EsposaRaquel
Nación de la esposaHebreo
ContextoDespués de que Labán le diera a Lea como su esposa, Jacob aceptó trabajar siete años más a cambio de Raquel.

Jacob se casa con Bilha

ReferenciasGén 30:1–4
EventoRaquel entrega Bilha a Jacob
EsposoJacob (hijo de Isaac)
Nación del esposoHebreo
LugarHarán (ciudad)
EsposaBilha (criada)
ContextoDespués de que ella no pudo concebir, Raquel dio a su sierva Bilha para que Jacob se casara con ella.

Jacob se casa con Zilpa

ReferenciasGén 30:9
EventoLea le da Zilpa a Jacob
EsposoJacob (hijo de Isaac)
Nación del esposoHebreo
LugarHarán (ciudad)
EsposaZilpa
ContextoDespués de que ella ya no era capaz de concebir, Lea dio a su sierva Zilpa para que Jacob se casara con ella.

Judá se casa con Súa

ReferenciasGén 38:1–5
EventoJudá se casa y tiene hijos
EsposoJudá (patriarca)
Nación del esposoisraelitas
LugarAdulam
EsposaBet-súa
Nación de la esposaCananeos
ContextoJudá dejó a sus hermanos y se fue a vivir a Adulam donde se casó con una mujer cananea.

Er se casa con Tamar

ReferenciasGén 38:6–7
EventoDios mata a Er
EsposoEr (hijo de Judá)
Nación del esposoisraelitas
LugarAdulam
EsposaTamar (nuera de Judá)
Nación de la esposaCananeos

Onan se casa con Tamar

ReferenciasGén 38:8–10
EventoDios causa la muerte de Onán
EsposoOnán
Nación del esposoisraelitas
LugarAdulam
EsposaTamar (nuera de Judá)
Nación de la esposaCananeos
ContextoDespués de la muerte de Er, Judá instruyó a Onán a cumplir con su deber de matrimonio levirato.

José se casa con Asenat

ReferenciasGén 41:45
EventoFaraón promueve a José
EsposoJosé (patriarca)
Nación del esposoisraelitas
LugarEgipto (nación)
EsposaAsenat
Nación de la esposaEgipcios
ContextoFaraón promovió a José y dio a Asenat de esposa.

Amram se casa con Jocabed

ReferenciasÉxo 2:1
EsposoAmram (padre de Moisés)
Nación del esposoLevitas
LugarEgipto (nación)
EsposaJocabed
Nación de la esposaLevitas

Moisés se casa con Séfora

ReferenciasÉxo 2:21–22
EventoMoisés se establece en Madián
EsposoMoisés
Nación del esposoisraelitas
LugarMadián (región)
EsposaSéfora
Nación de la esposaCusitas, Madián
ContextoDespués de matar a un egipcio, Moisés huyó a Madián donde rescató a las hijas de Jetro de algunos pastores.

Sansón se casa con una filistea

ReferenciasJue 14:1–18
EventoSansón se casa con una filistea
EsposoSansón
Nación del esposoisraelitas
LugarTimna (del norte)
EsposaEsposa de Sansón
Nación de la esposaFilisteos
ContextoSansón contó un acertijo en la fiesta de bodas y después de varios días le dijo a su esposa la respuesta, que luego le dijo a su gente. Como resultado, Sansón derribó a treinta de sus hombres y la esposa de Sansón fue entregada a uno de sus compañeros.

Los benjaminitas se casan con las mujeres de Jabes de Galaad

ReferenciasJue 21:13–15
EventoLos israelitas dan como esposas a las mujeres de Jabes Galaad
EsposoBenjaminitas (jueces)
Nación del esposoisraelitas
LugarRimón (cueva)
Esposa400 vírgenes
ContextoDespués de la guerra contra la tribu de Benjamín, los israelitas les dieron 400 vírgenes de Jabes-Galaad para que se casaran con ellas y así preservar la tribu.

Los benjaminitas se casan con las mujeres de Silo

ReferenciasJue 21:16–25
EventoLos israelitas dan como esposas a las mujeres de Silo
EsposoBenjaminitas (jueces)
Nación del esposoisraelitas
LugarSilo
EsposaMujeres de Silo
ContextoDespués de la guerra contra la tribu de Benjamín, los israelitas les dieron instrucciones de tomar esposas de las mujeres de Silo con el fin de preservar la tribu.

Quelión se casa con Orfa

ReferenciasRut 1:3–5
EventoElimelec muere
EsposoQuelión
Nación del esposoisraelitas
LugarMoab (nación)
EsposaOrfa
Nación de la esposaMoabitas

Mahlón se casa con Rut

ReferenciasRut 1:3–5
EventoElimelec muere
EsposoMahlón
Nación del esposoisraelitas
LugarMoab (nación)
EsposaRut
Nación de la esposaMoabitas

Boaz se casa con Rut

ReferenciasRut 4:13–17
EventoBooz y Ruth se casan y tienen un hijo
EsposoBooz
Nación del esposoisraelitas
LugarBelén (de Judá)
EsposaRut
Nación de la esposaMoabitas

David se casa con Mical

Referencias1 Sam 18:20–29
EventoDavid se casa con Mical
EsposoDavid
Nación del esposoisraelitas
EsposaMical
ContextoDavid y sus hombres mataron a 200 filisteos y llevaron sus prepucio a Saúl.

David se casa con Abigail

Referencias1 Sam 25:39–42
EventoDavid se casa con Abigail
EsposoDavid
Nación del esposoisraelitas
EsposaAbigail (esposa de David)
ContextoAbigail se convirtió en la esposa de David después de que Nabal fuera derribada por Dios.

David se casa con Ahinoam

Referencias1 Sam 25:43
EventoDavid se casa con Ahinoam
EsposoDavid
Nación del esposoisraelitas
EsposaAhinoam (esposa de David)

Palti se casa con Micael

Referencias1 Sam 25:44
EventoSaúl entrega la esposa de David Mical a Palti
EsposoPaltiel (hijo de Lais)
EsposaMical
ContextoSaúl le dio a su hija Mical, que era la esposa de David, a Paltiel en su lugar.

David se casa con Betsabé

Referencias2 Sam 11:26–27
EventoDavid se casa con Betsabé
EsposoDavid
Nación del esposoisraelitas
LugarJerusalén
EsposaBetsabé
ContextoDavid hizo matar a Urías en la batalla para poder casarse con Betsabé después de haberla dejado embarazada.

Salomón se casa con la hija de Faraón

Referencias1 Rey 3:1
EventoSalomón hace alianza con Egipto
EsposoSalomón
Nación del esposoisraelitas
LugarJerusalén
EsposaHija de faraón (esposa de Salomón)
Nación de la esposaEgipcios
ContextoSalomón hizo un pcato con Faraón y se casó con su hija.

Hadad se casa con la hermana de la reina Tahpenes

Referencias1 Rey 11:19–20
EsposoHadad (edomita)
LugarEgipto (nación)
EsposaEsposa de Hadad
ContextoHadad escapó de la purga de Edom que mandó Joab y huyó a Egipto donde encontró el favor de Faraón.

Acab se casa con Jezabel

Referencias1 Rey 16:31–32
EventoAcab se casa con Jezabel
EsposoAcab (rey)
Nación del esposoisraelitas
EsposaJezabel (reina)
Nación de la esposaSidonios

Joram se casa con una hija de Acab

Referencias2 Rey 8:17–18, 2 Crón 21:11, 2 Crón 21:5–6
EventoJoram desvía a Judá
EsposoJoram (rey)
Nación del esposoisraelitas
Esposala hija de Acab
Nación de la esposaisraelitas

Maquir se casa con Maaca

Referencias1 Crón 7:15–16
EsposoMaquir (nieto de José)
Nación del esposoisraelitas
EsposaMaaca (esposa de Maquir)

Jadúa se casa con Agía

ReferenciasEsd 2:61, Neh 7:63, 1 Esdr 5:38
EsposoBarzilai (familia del exilio), Jadúa
Nación del esposoJudíos
EsposaAgía
Nación de la esposaGalaaditas

Asuero se casa con Ester

ReferenciasEst 2:17
EventoEster se convierte en reina
EsposoAsuero (rey)
Nación del esposoPersas
EsposaEster
Nación de la esposaJudíos
ContextoEster fue coronada reina en lugar de Vasti.

Oseas se casa con Gomer

ReferenciasOse 1:2–3
EventoOseas se casa con Gomer
EsposoOseas (profeta)
Nación del esposoisraelitas
EsposaGomer (esposa de Oseas)
ContextoDios instruyó a Oseas a casarse con una mujer promiscua como muestra de la infidelidad israelita.

Libros deuterocanónicos

Tobit se casa con Ana

ReferenciasTob 1:9
EsposoTobit
Nación del esposoJudíos
EsposaAna (esposa de Tobit)
Nación de la esposaJudíos

Tobías se casa con Sarah

ReferenciasTob 7:9–16
EsposoTobías (hijo de Tobit)
Nación del esposoJudíos
EsposaSara (hija de Raguel)
Nación de la esposaJudíos

Joacim se casa con Susana

ReferenciasSusana 1–2
EsposoJoaquín (esposo de Susana)
Nación del esposoJudíos
LugarBabilonia
EsposaSusana (hija de Hilcías)
Nación de la esposaJudíos

Alejandro Balas se casa con Cleopatra Thea

Referencias1 Mac 10:51–58
EventoAlejandro Balas se casa con Cleopatra Thea
EsposoAlejandro Balas
Nación del esposoSeléucidas
LugarTolemaida
EsposaCleopatra Thea
Nación de la esposaEgipcios
ContextoPtolomeo VI hizo un acuerdo con Alejandro Balas y dio a su hija Cleopatra en matrimonio.

Demetrius II Nicator se casa con Cleopatra Thea

Referencias1 Mac 11:9–12
EventoPtolomeo VI entrega a Cleopatra Thea a Demetrio
EsposoDemetrio II Nicator
Nación del esposoSeléucidas
EsposaCleopatra Thea
Nación de la esposaEgipcios
ContextoPtolomeo VI rompió su pacto con Alejandro Balas e hizo un nuevo pacto con Demetrio y le dio a su hija Cleopatra en matrimonio.

Judas Macabeo se casa con una mujer anónima

Referencias2 Mac 14:25
EsposoJudas Macabeo
Nación del esposoJudíos
EsposaGrupo de Personas

Nuevo Testamento

José se casa con María

ReferenciasMat 1:18–24
EventoUn ángel se le aparece a José
EsposoJosé (marido de María)
Nación del esposoJudíos
LugarNazaret
EsposaMaría (madre de Jesús)
Nación de la esposaJudíos
ContextoUn ángel del Señor se le apareció a José y le dijo que tomara a María como esposa.

Herodes se casa con Herodías

ReferenciasMar 6:17, Luc 3:19
EsposoHerodes Antipas
EsposaHerodías
ContextoJuan el Bautista fue encarcelado por Herodes por criticar su matrimonio con Herodías, la esposa de su hermano.

Una pareja de Caná se casa

ReferenciasJuan 2:1–10
EventoJesús convierte el agua en vino
EsposoEsposo
LugarCaná (lugar)
EsposaGrupo de Personas
ContextoJesus convirtió el agua en vino en las bodas de Canaán.

Matrimonios del esposo


Ejemplos de matrimonios en la biblia

Abraham: Abraham se casa con Sara, Abraham se casa con Agar, Abraham se casa con Cetura

Acab (rey): Acab se casa con Jezabel

Adán (primer hombre): Adán se casa con Eva

Alejandro Balas: Alejandro Balas se casa con Cleopatra Thea

Amram (padre de Moisés): Amram se casa con Jocabed

Asuero (rey): Asuero se casa con Ester

Barzilai (familia del exilio): Jadúa se casa con Agía

Benjaminitas (jueces): Los benjaminitas se casan con las mujeres de Jabes de Galaad, Los benjaminitas se casan con las mujeres de Silo

Booz: Boaz se casa con Rut

David: David se casa con Mical, David se casa con Abigail, David se casa con Ahinoam, David se casa con Betsabé

Demetrio II Nicator: Demetrius II Nicator se casa con Cleopatra Thea

Er (hijo de Judá): Er se casa con Tamar

Esaú: Esaú se casa con Basemat, Esaú se casa con Judit, Esaú se casa con Mahalat

Esposo: Una pareja de Caná se casa

Faraón (en el tiempo de Abraham): Faraón se casa con Sarah

Hadad (edomita): Hadad se casa con la hermana de la reina Tahpenes

Herodes Antipas: Herodes se casa con Herodías

Isaac: Isaac se casa con Rebeca

Ismael (hijo de Abraham): Ismael se casa con una egipcia

Jacob (hijo de Isaac): Jacob se casa con Lea, Jacob se casa con Raquel, Jacob se casa con Bilha, Jacob se casa con Zilpa

Jadúa: Jadúa se casa con Agía

Joaquín (esposo de Susana): Joacim se casa con Susana

Joram (rey): Joram se casa con una hija de Acab

José (marido de María): José se casa con María

José (patriarca): José se casa con Asenat

Judas Macabeo: Judas Macabeo se casa con una mujer anónima

Judá (patriarca): Judá se casa con Súa

Lamec (padre de Jubal): Lamec se casa con Ada, Lamec se casa con Zila

Los hijos de Dios (Antiguo Testamento): Los hijos de Dios se casan con las hijas de los hombres

Mahlón: Mahlón se casa con Rut

Maquir (nieto de José): Maquir se casa con Maaca

Moisés: Moisés se casa con Séfora

Nacor (hermano de Abraham): Nacor se casa con Milca

Onán: Onan se casa con Tamar

Oseas (profeta): Oseas se casa con Gomer

Paltiel (hijo de Lais): Palti se casa con Micael

Quelión: Quelión se casa con Orfa

Salomón: Salomón se casa con la hija de Faraón

Sansón: Sansón se casa con una filistea

Tobit: Tobit se casa con Ana

Tobías (hijo de Tobit): Tobías se casa con Sarah

Matrimonios por tipo

Arreglar un matrimonio: Ismael se casa con una egipcia, Isaac se casa con Rebeca, Er se casa con Tamar

Contraer matrimonio: Los hijos de Dios se casan con las hijas de los hombres, Faraón se casa con Sarah, Esaú se casa con Basemat, Esaú se casa con Judit, Esaú se casa con Mahalat, Judá se casa con Súa, Er se casa con Tamar, Onan se casa con Tamar, José se casa con Asenat, Moisés se casa con Séfora, Sansón se casa con una filistea, Quelión se casa con Orfa, Mahlón se casa con Rut, Boaz se casa con Rut, Salomón se casa con la hija de Faraón, Acab se casa con Jezabel, Asuero se casa con Ester

Levirato: Onan se casa con Tamar, Boaz se casa con Rut

Matrimonio político: José se casa con Asenat, Salomón se casa con la hija de Faraón, Alejandro Balas se casa con Cleopatra Thea, Demetrius II Nicator se casa con Cleopatra Thea

Matrimonios secundarios: Faraón se casa con Sarah, Abraham se casa con Agar, Abraham se casa con Cetura, Esaú se casa con Mahalat, Jacob se casa con Raquel, Jacob se casa con Bilha, Jacob se casa con Zilpa, Boaz se casa con Rut, David se casa con Abigail, David se casa con Ahinoam, Palti se casa con Micael, David se casa con Betsabé, Asuero se casa con Ester, Demetrius II Nicator se casa con Cleopatra Thea.

Deberes matrimoniales en la bibliaversículos para matrimonios en crisissalmo para matrimonio – oración para matrimonio en la biblia

Versículos de la Biblia para Matrimonios
  • Primer matrimonio, Génesis 2.18–24.
  • Demonios se casan con mujeres, Génesis 6.1–4.
  • Maridos sobrenaturales, Génesis 6.4.
  • Engaño en el estado marital, Génesis 12.10–20; 20.1–18; 26.7–11.
  • Abraham busca esposa para Isaac, Génesis 24.1–58; 25.19–20.
  • Novia consiente en casarse, Génesis 24.58; 1 Samuel 25.19–43.
  • Matrimonio después de la muerte de Sara, Génesis 25.1–2.
  • Malas nueras, Génesis 26.34–35.
  • Matrimonio entre parientes, Génesis 29.23–30; 2
  • Crónicas 11.18. Deshonra de Dina, Génesis 34.1–31.

TODOS LOS MATRIMONIOS DE LA BIBLIA

Share:

Más publicaciones

LIBROS CRISTIANOS RECOMENDADOS

LIBROS CRISTIANOS RECOMENDADOS [+18]

Existe actualmente una amplia selección de buenos libros cristianos recomendados y publicados que te pueden ser de gran ayuda, pero, también hay muchos libros que

LA MUJER DE LOT

LIBROS CRISTIANOS PDF: LA MUJER DE LOT [+1]

La historia de la mujer de lot: La mujer de Lot profesaba una religión; su esposo era un hombre «justo» (2 P. 2:8). Partió con él de Sodoma el día que la ciudad fue destruida. Estando detrás de él, se dio vuelta para mirar la ciudad, desobedeciendo el mandato expreso de Dios; cayó muerta al instante y se convirtió en una estatua de sal. (porque la mujer de lot miró hacia atrás) Y, sin embargo, el Señor Jesucristo la levanta como una luz de advertencia para su iglesia diciendo: «Acordaos de la mujer de Lot».

¿QUÉ ES LA VERDAD?

Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?

Envíenos un Mensaje

COMENTARIO A LOS SALMOS

La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón…

Salmo 19

COMENTARIO A LOS PROVERBIOS

El Libro de los Proverbios es una inspirada antología de la sabiduría hebrea. Pero esta sabiduría no es meramente intelectual o secular. Es principalmente la aplicación de los principios de una fe revelada a las tareas del diario vivir. En los Salmos tenemos el himnario hebreo; en Proverbios tenemos su manual para la justicia diaria. En este último hallamos directivas prácticas y éticas para la religión pura y sin mácula.

COMENTARIO A ECLESIASTÉS 

Aunque el libro de Eclesiastés forma parte del Antiguo Testamento en hebreo, su nombre es en realidad una palabra griega que se remonta a la antigua traducción griega del Antiguo Testamento. Eclesiastés significa “maestro”, o “predicador”. La palabra viene del primer versículo del libro: “Palabras del Predicador,…” Por lo tanto, el título se refiere al maestro o al Predicador cuyas palabras conforman el libro.

HISTORIA DEL CRISTIANISMO

El estudio del desarrollo del testimonio cristiano durante los mil años que los historiadores han designado como Edad Media es sumamente complejo. Lo es, primero, por cubrir un período de tiempo tan dilatado, en el que se sucedieron cambios notables en todas las esferas del quehacer humano: política, económica, social, cultural y religiosa. Segundo, en estos siglos el cristianismo llega en su expansión “hasta lo último de la tierra,” en su movimiento hacia el Este (China) y el Oeste (Inglaterra).

DOCTRINAS DE CRISTO

Las doctrinas de Cristo pueden incluir un estudio de Su persona y de Su obra. Pero, puesto que Su obra principal fue la expiación, la soteriología generalmente se separa de la cristología. Sus otras obras usualmente se tratan bajo la cristología. La doctrina se puede organizar más o menos en orden cronológico. Primero viene un estudio del Cristo antes de su encarnación y esto sería seguido de una sección sobre Cristo en Su humillación, durante Su vida terrenal.

Entonces vendría un estudio de Sus ministerios presente y futuro. Los mayores problemas teológicos aparecen en el período de la humillación de Cristo mientras estaba en un cuerpo terrenal, problemas como el significado de kenosis, la relación entre Sus dos naturalezas, y la impecabilidad.

Las doctrinas de la persona de Cristo son cruciales para la fe cristiana. Son básicas para la soteriología, porque si nuestro Señor no es lo que alegó ser, entonces Su expiación fue deficiente, no un pago suficiente por el pecado.

LIBROS CRISTIANOS PDF

Siéntase libre para descargar o leer en líneatodos nuestros recursos

CHRISTIAN BOOKS PDF

Christian PDF books from authors of centuries past whose writings have stood the test of time. Puritans, Spurgeon (Baptist), Bonar (Presbyterian), Ryle (Anglican), Pink, Bunyan, Edwards, and many others.

기독교 서적 PDF – 基督教书籍 PDF

온라인에서 모든 리소스를 다운로드하거나 읽으십시오.

우리의 제목은 그리스도 중심적이며, 대부분은 시간의 시험을 견뎌낸 과거의 작가들입니다. 청교도, 스펄전(침례교), 보나(장로교), 라일(성공회), 핑크, 번연, 에드워즈 등의 저자. 출처인 채플 도서관은 전적으로 하나님의 충성으로 뒷받침되는 신앙의 사역입니다. 따라서 우리는 이 책에 대한 기부를 요청하지 않습니다.

随意下载或在线阅读我们所有的资源

我们的标题以基督为中心,主要来自过去几个世纪的作者,他们的作品经受住了时间的考验。 清教徒、Spurgeon(浸信会)、Bonar(长老会)、Ryle(圣公会)、Pink、Bunyan、Edwards 等作者。 来源,教堂图书馆,是一个信仰部,完全由上帝的忠诚支持。 因此,我们不要求为这些书籍捐款。

Artículos Relacionados

LA MUJER DE LOT

LIBROS CRISTIANOS PDF: LA MUJER DE LOT [+1]

La historia de la mujer de lot: La mujer de Lot profesaba una religión; su esposo era un hombre «justo» (2 P. 2:8). Partió con él de Sodoma el día que la ciudad fue destruida. Estando detrás de él, se dio vuelta para mirar la ciudad, desobedeciendo el mandato expreso de Dios; cayó muerta al instante y se convirtió en una estatua de sal. (porque la mujer de lot miró hacia atrás) Y, sin embargo, el Señor Jesucristo la levanta como una luz de advertencia para su iglesia diciendo: «Acordaos de la mujer de Lot».

Leer más »

LOS MATRIMONIOS DE LA BIBLIA [+50]

suscríbase para recibir todo nuestros recursos

Manténgase informado!

Suscríbete para recibir contenido y notificaciones exclusivos