LA NATURALEZA DE LOS SERES HUMANOS [Romanos 5:12]

LA NATURALEZA

Tabla de contenidos

¿Qué es la naturaleza pecaminosa de la carne?

Este término, Naturaleza, designa el carácter o estructura esencial del ser.

La “naturaleza” de un objeto o de un ser es el constituyente primario, o la combinación de cualidades que dan a ese objeto o a ese ser su carácter verdadero. La palabra griega (φυσις, fysis) se refiere a “todo lo que… parece estar establecido” (Koster, Kittel, 9:253).

A menudo la palabra “naturaleza” se refiere a la suma total del universo, sin tomar en cuenta la interferencia del hombre. Como tal, con frecuencia es personificado, casi deificado por quienes rehúsan aceptar que ha sido creado y que es sostenido por Dios. Los creacionistas, por el contrario, creen que Dios provee una comprensión limitada de sí mismo por medio de la naturaleza.

Los temas de discusión más serios concernientes al término “naturaleza” se relacionan con la antropología y la cristología. En Cristo encontramos una persona o ser que tiene dos naturalezas, la humana y la divina. En cuanto al ser humano, la pregunta es si se debe identificar la naturaleza:

 

  • con la humanidad genérica
  • con el ser individual como el aspecto fundamental de la realidad que se mantiene incambiable a través de los cambios de cualidades o estados (Moustakes)
  • con las características individuales propias del yo. Las dos primeras son fijas e inalienables. La tercera es

 

Por lo tanto, mientras que el ser del hombre, o la naturaleza humana común a todos y esencial, permanece inalterable, la naturaleza moral de cualquier persona podría ser transformada por la gracia de Dios. Los wesleyanos han sido optimistas acerca de esta posibilidad. Wesley afirma:

“Usted es verdaderamente cambiado; no solo se lo considera justo, sino que realmente es ‘hecho justo’ ”.

La palabra “naturaleza” es usada en un sentido adaptado por los wesleyanos, quienes consideran la naturaleza pecaminosa como propensión al mal, en contraste con los actos de pecado. Esta naturaleza pecaminosa se adquiere y no es parte integral del ser humano.

Romanos 5:12 es un texto crucial en este asunto. Los eruditos generalmente están de acuerdo en que el uso del artículo con el sustantivo singular (η αμαρτια, e amartía), que Pablo introduce aquí en la epístola, significa que de aquí en adelante la discusión se concentra en esta clase de pecado, de tal manera que a la perversidad descrita se la puede llamar naturaleza. Pero es “una tiranía moral interna extraña a la verdadera naturaleza del hombre”.

Los escritores de santidad han hecho muchos intentos por encontrar una palabra o expresión que comunique adecuadamente la noción de esta “tiranía moral interna”. Wesley usó “propensión al pecado” y “tendencia a hacer la voluntad propia”. se refiere a la naturaleza pecaminosa como “principio”, “corrupción heredada”, “disposición”.

Mientras que los cristianos generalmente sostienen que esta naturaleza pecaminosa permanece en el creyente justificado, Juan Wesley los exhorta a seguir adelante a la “gran salvación”, por medio de la cual Dios provee completa liberación de “todo pecado que aún permanece” (Sermons, 2:391). Esta liberación llega en un momento de fe decisiva cuando uno cree y recibe la entera santificación. Para expresar esta liberación, Pablo usa varias palabras o frases como “sea destruido” (Ro. 6:6) y “crucificado” (Gá. 5:24).

La naturaleza del hombre puede ser alterada tan profundamente por la gracia de Dios, que su renovación es radical —en lugar de la tendencia a pecar, ahora se encuentra amor perfecto.

 

NATURALEZA HUMANA.

El hombre como miembro de la raza humana participa de una esencia básica, ontológica, que se manifiesta en sus acciones y decisiones. De hecho, el hombre es un horno faber; hace herramientas, usa lenguaje y crea culturas. Pero también en cada una de sus decisiones yace una naturaleza que se manifiesta en la acción.

La posición básica del existencialismo, que la “existencia es anterior a la esencia”, excluye cualquier yo ontológico del individuo y cualquier continuidad racial de la naturaleza humana; por lo que hace al hombre el constructor de su propia naturaleza básica; lo considera una “actividad” en lugar de un “agente”. Pero el hombre (como su Dios y Creador) existe como consecuencia de su esencia. Dios es ens a se (un ser independiente) y el hombre es ens per se (un ser dependiente, creado). Además, un ente cuya existencia no sea consecuencia de su esencia nunca puede ser eterno. “Dios mismo establece su propia existencia, eterna y necesariamente en conformidad con su esencia” (Max Scheler, On the Eternal in Man, 226).

De la misma manera, el hombre se conduce de acuerdo a su esencia básica. El ser y la forma de actuar del hombre son, evidentemente, independientes de la existencia aquí y ahora de cualquier individuo o de sus actos. El hombre no puede escapar de su humanidad. La raza humana está bajo la ley de la solidaridad y está unida en una vida común. En el instante que Dios creó la primera pareja, creó la naturaleza humana en ellos y con ellos.

“Los seres humanos, como personas, están separados y son distintos uno del otro, y siempre debe ser así. Pero cada uno posee una naturaleza humana común, y todos juntos forman un organismo viviente que, como tal, constituye la raza humana”. Nunca debemos perder de vista dos hechos básicos: la responsabilidad personal del hombre y su solidaridad con la raza humana.

La Naturaleza Pecaminosa de la Carne

El aspecto físico de los seres humanos, lo que los distingue de Dios y por lo tanto se utiliza con frecuencia en el NT como un símbolo de la naturaleza humana pecaminosa en contraste con la perfección de Dios. (La palabra griega que significa “carne” se traduce a veces por otras palabras y frases en los pasajes citados en este tema.).

La carne como la sustancia corporal de los seres humanos

Como individuos o en relación a otros Sal 84:2; Gn 2:23–24; 29:14; 1 Co 15:39

Los siguientes dos ejemplos de Pablo, donde la palabra normal para “carne” enfatiza la traducción “cuerpo”, dejan en claro que “vivir en la carne” es la experiencia humana normal; la frase no implica necesariamente que la naturaleza humana es pecaminosa, aunque en muchos otros casos, una conexión específica entre la “carne” y “pecado” es el propósito: Gl 2:20; Flp 1:22–24

Como el medio por el cual Jesucristo es identificado con la raza humana para salvarla

Jn 1:14;  Ef 2:15; He 10:20; 1 Jn 4:2

Como sujeto a la mortalidad

Is 40:6–7 ; Sal 78:39; Hch 2:31; 1 Co 15:50

Como sujeto a la debilidad

2 Cr 32:8 ; Sal 73:26; Mt 26:41 pp Mr 14:38

La carne como contraste de la naturaleza humana con la perfección de Dios

La impotencia de los seres humanos en contraste con el poder eterno de Dios

Is 31:3 ; Jn 3:6; 6:63

Estándares humanos o mundanos en contraste con los estándares de Dios

Jn 8:15 ; 1 Co 1:26; 2 Co 5:16; 10:3–4

La carne denotando la naturaleza pecaminosa de los seres humanos

La tendencia a pecar Ro 7:18 Pablo no quiere decir que no existe bondad en absoluto en las personas; ni que el aspecto físico del ser humano es intrínsecamente malo. Lo que quiere decir es que los seres humanos están infectados por el mal y sujetos a su poder. Ver también Jr 17:5

El conflicto en la experiencia humana entre la carne y el Espíritu de Dios Gl 5:17 ; Ro 8:4–9; Gl 5:19–25

La naturaleza pecaminosa se opone a Dios y su voluntad.

Esta oposición se manifiesta en una serie de acciones y actitudes

Gl 5:19–21 ;  Ro 7:14–25; 8:7; 13:13–14; 1 Co 6:9–11; Ef 5:5; Stg 1:14–15; 1 P 2:11; 2 P 2:10,18; 1 Jn 2:16

Confianza en la ley es inútil Ro 8:3 Debido a la pecaminosidad de la naturaleza humana, la ley de Dios no tiene el poder de unir a la gente a una relación con Dios; Gl 3:3 Hasta el intento de encontrar aceptación para con Dios por medio de guardar su ley es un acto de naturaleza pecaminosa porque tiene que ver con rechazar la oferta de salvación a través de su gracia. Ver también Ro 7:25; Flp 3:3–9

La naturaleza pecaminosa controla el comportamiento humano de manera que es contrario a Dios

Ro 8:8 ; Ro 7:5

La naturaleza pecaminosa por lo tanto hace que las personas estén sujetas al juicio de Dios y a la muerte
Ro 8:13; Ef 2:3 ;  Gl 6:8

Los creyentes no son controlados por la naturaleza pecaminosa
Por medio de la encarnación de Jesucristo, Dios libera del poder y las consecuencias del pecado humano Ro 8:3 ; Ef 2:15

Los creyentes han crucificado su naturaleza pecaminosa Ro 7:5–6 ; Ro 8:8–9; Gl 5:24; Col 2:11

El poder del Espíritu de Dios capacita a los creyentes a seguir resistiendo la naturaleza pecaminosa Ro 8:13 ; Ro 13:14; Gl 5:13; Col 3:5–6; 1 P 2:11

La provisión de Dios de la disciplina de la iglesia en la eliminación de la naturaleza pecaminosa 1 Co 5:5

La disciplina de excluir a un pecador de la comunidad de la iglesia tiene la intención de llevarlo al arrepentimiento y así abandonar la acción de su conducta pecaminosa.

El arrepentimiento provocado por el sufrimiento físico es, posiblemente, lo que también se tiene en mente.

 

 

Si, habiendo dirigido la mirada al universo, pasamos ahora a mirarnos a nosotros mismos, encontraremos evidencias adicionales de la existencia de Dios. Altos ideales y sublimes aspiraciones se agitan dentro de nosotros.

Cosas hermosas a los ojos, a los oídos y al tacto nos mueven profundamente. Nuestra mente es insaciablemente curiosa en su búsqueda de conocimiento. Un imperioso impulso a hacer lo que ‘debemos’ hacer nos impele hacia adelante y hacia arriba, y nos cubre de vergüenza cuando fallamos. El amor, también, pone de manifiesto la característica nobleza de nuestra condición humana, ese amor que ha inspirado las grandes proezas del arte, el heroísmo, el sacrificio, y el servicio.

                                             LA NATURALEZA

¿Acaso son estos sentimientos universales una burla estéril, espejismos en el desierto de la ilusión? ¿O es que existe alguna cualidad última de la belleza, la verdad, la bondad y el amor a la que responde toda nuestra personalidad? Más importante todavía: ¿Qué puede decirse de nuestra innata reverencia para con lo sagrado, nuestro sentido de asombro y maravilla, nuestra necesidad de adorar? ¿Por qué todos los seres humanos son criaturas que adoran, e incluso fabrican sus propios dioses si no les ha sido revelado ninguno? ¿No hay ningún Dios en servicio del cual estos anhelos puedan encontrar satisfacción? A la luz de estos hechos o datos de nuestra propia experiencia, parecería más razonable creer en Dios que negar su existencia.

LA NATURALEZA DE LOS SERES HUMANOS

Share:

Más publicaciones

LOS LIBROS DE LOS MACABEOS

LOS LIBROS DE LOS MACABEOS [+4]

¿Cuál es la enseñanza del libro de los Macabeos? Los cuatro escritos de los libros de los macabeos, dan testimonio del judaísmo y de la

¿QUÉ ES LA VERDAD?

Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?

Envíenos un Mensaje

COMENTARIO A LOS SALMOS

La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón…

Salmo 19

COMENTARIO A LOS PROVERBIOS

El Libro de los Proverbios es una inspirada antología de la sabiduría hebrea. Pero esta sabiduría no es meramente intelectual o secular. Es principalmente la aplicación de los principios de una fe revelada a las tareas del diario vivir. En los Salmos tenemos el himnario hebreo; en Proverbios tenemos su manual para la justicia diaria. En este último hallamos directivas prácticas y éticas para la religión pura y sin mácula.

COMENTARIO A ECLESIASTÉS 

Aunque el libro de Eclesiastés forma parte del Antiguo Testamento en hebreo, su nombre es en realidad una palabra griega que se remonta a la antigua traducción griega del Antiguo Testamento. Eclesiastés significa “maestro”, o “predicador”. La palabra viene del primer versículo del libro: “Palabras del Predicador,…” Por lo tanto, el título se refiere al maestro o al Predicador cuyas palabras conforman el libro.

HISTORIA DEL CRISTIANISMO

El estudio del desarrollo del testimonio cristiano durante los mil años que los historiadores han designado como Edad Media es sumamente complejo. Lo es, primero, por cubrir un período de tiempo tan dilatado, en el que se sucedieron cambios notables en todas las esferas del quehacer humano: política, económica, social, cultural y religiosa. Segundo, en estos siglos el cristianismo llega en su expansión “hasta lo último de la tierra,” en su movimiento hacia el Este (China) y el Oeste (Inglaterra).

DOCTRINAS DE CRISTO

Las doctrinas de Cristo pueden incluir un estudio de Su persona y de Su obra. Pero, puesto que Su obra principal fue la expiación, la soteriología generalmente se separa de la cristología. Sus otras obras usualmente se tratan bajo la cristología. La doctrina se puede organizar más o menos en orden cronológico. Primero viene un estudio del Cristo antes de su encarnación y esto sería seguido de una sección sobre Cristo en Su humillación, durante Su vida terrenal.

Entonces vendría un estudio de Sus ministerios presente y futuro. Los mayores problemas teológicos aparecen en el período de la humillación de Cristo mientras estaba en un cuerpo terrenal, problemas como el significado de kenosis, la relación entre Sus dos naturalezas, y la impecabilidad.

Las doctrinas de la persona de Cristo son cruciales para la fe cristiana. Son básicas para la soteriología, porque si nuestro Señor no es lo que alegó ser, entonces Su expiación fue deficiente, no un pago suficiente por el pecado.

LIBROS CRISTIANOS PDF

Siéntase libre para descargar o leer en líneatodos nuestros recursos

CHRISTIAN BOOKS PDF

Christian PDF books from authors of centuries past whose writings have stood the test of time. Puritans, Spurgeon (Baptist), Bonar (Presbyterian), Ryle (Anglican), Pink, Bunyan, Edwards, and many others.

기독교 서적 PDF – 基督教书籍 PDF

온라인에서 모든 리소스를 다운로드하거나 읽으십시오.

우리의 제목은 그리스도 중심적이며, 대부분은 시간의 시험을 견뎌낸 과거의 작가들입니다. 청교도, 스펄전(침례교), 보나(장로교), 라일(성공회), 핑크, 번연, 에드워즈 등의 저자. 출처인 채플 도서관은 전적으로 하나님의 충성으로 뒷받침되는 신앙의 사역입니다. 따라서 우리는 이 책에 대한 기부를 요청하지 않습니다.

随意下载或在线阅读我们所有的资源

我们的标题以基督为中心,主要来自过去几个世纪的作者,他们的作品经受住了时间的考验。 清教徒、Spurgeon(浸信会)、Bonar(长老会)、Ryle(圣公会)、Pink、Bunyan、Edwards 等作者。 来源,教堂图书馆,是一个信仰部,完全由上帝的忠诚支持。 因此,我们不要求为这些书籍捐款。

ENTRADAS ANTERIORES

7 LIBROS QUE HAN DESAPARECIDO

7 LIBROS QUE HAN DESAPARECIDO

¿Cuáles son los libros perdidos de la Biblia? La Biblia menciona 7 libros que han desaparecido, varios son los citados en las escrituras. hoy ahondaremos

Leer más »

LA NATURALEZA DE LOS SERES HUMANOS [Romanos 5:12]

suscríbase para recibir todo nuestros recursos

Manténgase informado!

Suscríbete para recibir contenido y notificaciones exclusivos