14 GENERACIONES

14 GENERACIONES

Tabla de contenidos

¿Cuáles son las 14 generaciones de Abraham hasta David?

Mateo comienza su genealogía con Abraham. Los nombres en la genealogía están separados en tres grupos de 14 generaciones cada uno.

Dos genealogías del Nuevo Testamento de Jesucristo se encuentran en Mateo 1:1–17 y Lucas 3:23–37. Mateo enfatiza a Jesús como el hijo real de Abraham e hijo de David. Lucas rastrea la ascendencia de Jesús hasta Adán para mostrar que Él es el Hijo de Dios.

La genealogía de Mateo

Las genealogías antiguas pueden garantizar la unidad tribal al enfatizar la identidad o el estado de uno. También pueden garantizar la legitimidad de un rol específico, como un sacerdote o un rey. Mateo usa su genealogía para presentar la identidad familiar de Jesús y su papel como el rey mesiánico.

Contenido y estructura

Mateo comienza su genealogía con Abraham. Los nombres en la genealogía están separados en tres grupos de 14 generaciones cada uno. En Mateo 1:17, Mateo establece la estructura de su genealogía: “De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce generaciones; y desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones” (NBLA). Así, la genealogía tiene tres grupos:

Grupo 1De Abraham a David (14 nombres)Mateo 1:2–6compare Gn 12–50; 1Cr 2:3–15; Rut 4:18–22
Grupo 2De Salomón a Jeconías (14 nombres)Mateo 1:6–11compare 1Cr 3:10–14
Grupo 3De Salatiel a Jesús (13 nombres)Mateo 1:12–16 

Las dos coyunturas destacan dos puntos de inflexión importantes en la historia de Israel: el reinado del rey David y el exilio en Babilonia.

Las 14 Generaciones de Jesucristo

Tres grupos de 14 generaciones

Existen varias teorías sobre el propósito de Mateo al estructurar la genealogía como lo hizo:

  1. La lista de Mateo tiene una orientación escatológica. La llegada del Mesías marca el cumplimiento del plan de Dios.
  2. Señala el plan de salvación de Dios. Si el tercer grupo de 14 es un miembro corto, podría sugerir al lector que Dios acorta el tiempo de angustia para sus elegidos (Mateo 24:22).
  3. Es un velo de múltiples sietes. Siete es un número bíblico bien conocido y significativo que es común con períodos históricos predeterminados. Tres 14 es seis sietes, lo que apunta a la llegada del séptimo siete, donde el propósito continuo de Dios para su pueblo alcanza su clímax. Sin embargo, Mateo dividió explícitamente la genealogía en tres grupos de 14 personas. Parece mucho más probable que los 14 nombres de Abraham a David guiaran las dos listas posteriores.

Omisión de nombres

Un examen de la genealogía y una comparación con los textos relevantes del Antiguo Testamento revela que Mateo ha omitido nombres. Las explicaciones para este rango van desde la omisión intencional de reyes pecadores, hasta información defectuosa, hasta omisiones accidentales.

Al comparar la lista de Mateo con los paralelos del Antiguo Testamento, parece que faltan cuatro generaciones de nombres. Entre Uzías y Jotam (Mateo 1:9), faltan los tres primeros: Ocozías, Joás y Amasías (1Cr 3:11–12; 2Re 8:16–15:7). Entre Josías y Jeconías (Mt 1:11), estaba Eliaquim (1Cr 6:3–15). En el grupo tres, Mateo cuenta 14 generaciones, pero el análisis revela solo 13. Cuando uno compara la lista con el período de tiempo similar en Lucas, hay muchos menos nombres (vea a continuación una comparación explícita con Lucas).

La omisión de nombres en las antiguas genealogías tribales no es rara.Sin embargo, hay una serie de sugerencias para la causa de tales omisiones:

  • Los reyes omitidos en el grupo dos eran reyes malos y deliberadamente fueron excluidos. Sin embargo, otros reyes malos están incluidos en la lista, especialmente Manasés. Algunos han señalado que, a diferencia de Ocozías, Joás y Amasías, Manasés se arrepintió de sus pecados.
  • La omisión de estos nombres fue accidental. Quizás fue causado por la similitud de las formas griegas de los nombres de Uzías (Azarías) y Ocozías: “Joram fue el padre de Uzías” es un error de “Joram fue el padre de Ocozías”. Existen otros casos de posible confusión: Asaf para el rey Asa y Amós para el rey Amón. Si Mateo utilizó un registro preexistente como fuente, es posible que esas listas griegas ya contengan errores.
  • Una cuenta doble de Jeconías. Esta teoría apunta al hecho de que Eliaquim (Joacim) fue omitido entre Josías y Jeconías. Por lo tanto, el segundo grupo va de Salomón a través de Joacim y el tercer grupo de 14 va de Jeconías a Jesús (Lucas 1–9:20, 86).
  • Raymond Brown sugiere que el primer grupo fue uno que cubrió el período premonárquico y fue similar a las listas que se encuentran en Rut 4:18–22 y 1Cr 2:5. Mateo notó que la lista de Abraham a David tenía 14 nombres y 14 generaciones. El segundo grupo cubrió el período monárquico y postmonárquico temprano; podría haber sido una genealogía popular de la casa de David y los reyes que gobernaron en Judá. Su lista puede haber sido abreviada accidentalmente a medida que circulaba. En el grupo postexílico, surgen 14 nombres si se agregan José y Jesús.

Las fuentes de Mateo

No obstante que Mateo 1:2–17 es evaluado, gran parte de esa evaluación histórica se basa en la confiabilidad de las fuentes de Mateo. D.A. Carson sugiere que 2/3 de la genealogía se toma de la Septuaginta (LXX) (1Cr 1–3; Rut 4:12–22), y después de Zorobabel, Mateo confía en fuentes extrabíblicas. Según Josefo (Life 6), había “registros públicos” de los cuales Mateo extraía su propia información genealógica. Las genealogías encontradas en fuentes que van desde Génesis Rabba hasta Historia Eclesiástica muestran que la información genealógica estaba disponible. Carson afirma que parece más probable que lo que Mateo afirma es cierto (es decir, Jesús es en realidad un descendiente de David), en lugar de una fabricación histórica. Raymond Brown y otros puestos de mediación admiten con cautela la ascendencia de Jesús de la casa de David, dudando del mérito histórico de la lista.

Independientemente de las fuentes de Mateo, él es responsable de elaborar la lista en su forma final. Esto también se refiere a la inclusión de las mujeres y la finalización de la genealogía con Jesucristo (Mateo 1–7, 81).

Términos clave

La genealogía de Mateo contiene términos clave que ayudan a desbloquear sus propósitos, incluyendo “registro de nacimiento”, “Jesucristo”, “hijo de David”, “hijo de Abraham” y “fue engendrado”.

El “registro de nacimiento” (βίβλος γενέσεως, biblos geneseōs) debe traducirse de tal manera que indique “registro de nacimiento”, “genealogía” o “personas de generaciones sucesivas que estén relacionadas por nacimiento”.

Sin embargo, Raymond Brown señala que aquellos que creen que la expresión sirve como título para los dos primeros capítulos o para todo el Evangelio prefieren una traducción de “libro” en lugar de “registro” (p. ej., “el libro del Génesis (nueva creación) realizado por Jesucristo”).

Se pueden sugerir tres opciones para el “registro de nacimiento” (βίβλος γενέσεως, biblos geneseōs) al que se refiere: estrechamente a Mt 1:2–17, en términos generales a Mt 1–2, o como título para todo el Evangelio. La expresión en sí sola se usa dos veces en la LXX: en Gn 2:4 y 5:1, que también es un registro genealógico.

Parece poco probable que Mateo quiera decir algo más que los versículos 2–17 y posiblemente 18–25, si esos versículos tienen la intención de explicar Mateo 1:16. Sin embargo, la palabra γένεσις (génesis, “nacimiento”) aparece en el versículo 18, lo que sugiere que Mt 1:1 sirve como título para algo más que Mt 1:1–17. En su lugar, se extiende a los dos primeros capítulos de Mateo, que debe entenderse como un “registro coherente y unificado de los orígenes de Jesucristo” (Mateo 1–13, 5).

En Mateo 1:1–17, la palabra “Cristo” se usa tres veces junto con Jesús (Mateo 1:1, 16, 17). Los dos usos posteriores presentan un artículo definido antes de la palabra Cristo. En Mateo 1:1, sin embargo, no hay un artículo definido antes de “Cristo”; se vuelve casi como un apellido: “Jesucristo”. Al vincular el título de “Mesías” o “Cristo” a Jesús, Mateo prepara al lector para una genealogía y una narración mesiánica.

El énfasis en que Jesús es un “hijo de David” se refiere a su descendencia real. En 2 Samuel 7:12–16, Dios promete que el reino y el trono de David durarían para siempre. A diferencia de Lucas, Mateo narra la línea de Jesús a través de David y la dinastía davídica en Judá. Pasajes como Is 9:6–7 hablan de un mesías que se sentaría en el trono de David y gobernaría con justicia y rectitud por todos los tiempos. Salmos de Salomón 17:21 también entendió que el Mesías era un “hijo de David” (Mateo 1–7, 69–70).

Si Jesús es un hijo de David, entonces es un hijo de Abraham. Existen razones teológicas para mencionar esto, que van desde sus conexiones mesiánicas hasta su conexión con las naciones.

  • “Hijo de Abraham” puede haber sido reconocido como un título mesiánico.
  • La relación del gran pacto de Dios con Israel se estableció por primera vez con Abraham (Gn 12:1–3; 17:7; 22:18).
  • A través de la descendencia de Abraham, “todas las naciones” serían bendecidas (Gn 22:18). Mateo pudo haber estado preparando a sus lectores para la Gran Comisión de Jesús para hacer discípulos de “todas las naciones”.
  • Esta conexión se hace más explícita cuando se consideran los sufrimientos de Mateo para justificar a los gentiles que participan en la fe cristiana (Mateo 3:9; 8:11).

“Fue engendrado” describe la naturaleza milagrosa del nacimiento de Jesús. A lo largo de Mateo 1:2–15, Mateo mantiene un uso rígido de la terminología para trazar la línea de Abraham a Jesús. En cada caso, el verbo indicativo activo en tercera persona singular ἐγέννησεν (egennēsen) se traduce como “el padre de”. Sin embargo, en el versículo 16, el tiempo cambia de activo a pasivo con respecto a Jesús: “Jacob, el padre de José, el esposo de María, de quien nació Jesús (ἐγεννήθη, egennēthē), quien se llama el Cristo”. Al hacer este cambio, Mateo excluye a José como padre biológico y señala la naturaleza milagrosa del nacimiento de Jesús (Mateo 1:18–25).

Mujeres en la genealogía de Mateo

Una de las piezas más notables de la genealogía de Mateo es la inclusión de mujeres en la lista. Mateo da cinco nombres: Tamar (Mt 1:3; Gn 38; 1Cr 2:4), Rahab (Mt 1:5; Jos 2, 6:15–27; Heb 11:31; Stg 2:25), Rut (Mt 1:5; Rut 1–4, especialmente 4:13–22), Betsabé (la esposa de Urías; Mateo 1:6; 2Sm 11–12; 1Re 1–2) y María (Mateo 1:16). Incluso el relato paralelo de Lucas mantiene el antiguo patrón del Oriente Próximo de trazar ancestros a través del varón. Con el tiempo, ha habido varias propuestas para explicar la inclusión inusual de estas mujeres. Incluyen:

  1. Las mujeres eran pecadoras. Jerónimo ofreció esta solución por primera vez (en Mt. 9). Tres de las cuatro mujeres del Antiguo Testamento estuvieron involucradas en algún tipo de pecado sexual. Su inclusión presagiaba el papel de Jesús como el Salvador de la humanidad pecadora. Mateo también puede haber estado usando imágenes crípticas como una disculpa contra la afirmación judía de que María era una adúltera (es decir, aunque María fuera de alguna manera adúltera, no altera el hecho de que Dios ha trabajado a lo largo de la historia usando una variedad de mujeres en menos de situaciones habituales). Sin embargo, la Biblia no presenta a todas estas mujeres como pecadoras (por ejemplo, Rut y Betsabé). En el último caso, es David quien es estigmatizado como el culpable. En ese momento, Rahab era considerada una prosélita judía prototípica y se habló de ella muy bien en el Nuevo Testamento (compárese Heb 11:31 y Stg 2:25). Parece innecesario que haya que incluir a las mujeres para demostrar la necesidad de la humanidad de un Salvador: los hombres en la genealogía habrían proporcionado un ejemplo de esto (Mateo 1–7, 83–85).
  2. Las mujeres eran gentiles. Esta teoría fue popularizada por Martin Luther. Tamar es considerada una prosélito; Rut es una moabita; Rahab es de Canaán; Betsabé es desconocida, pero fue mencionada como la esposa de Urías, una hitita. Esto muestra que el Mesías judío tenía ascendencia gentil y extiende sus bendiciones más allá de Israel, incluidos incluso los extranjeros en su línea. Sin embargo, es difícil plantear un fondo gentil con María; la inclusión de las cuatro mujeres como extranjeras le da a la genealogía un trasfondo universalista.
  3. Sus historias irregulares e inesperadas. Esta teoría llama la atención sobre el hecho de que, en cada caso, hay algo inusual y controvertido sobre su unión con su pareja. Sin embargo, las mujeres mostraron iniciativa al jugar un papel importante en el plan de Dios. Esta teoría tiene las deficiencias de tratar de identificar el hilo conductor que une las historias de estas mujeres con la Virgen María. Carson señala que no es necesario aceptar una teoría unificada. Mateo compuso la genealogía con suficientes toques alusivos para recordar una gran cantidad de imágenes.

14 GENERACIONES

La genealogía de Lucas

En comparación con Mateo, el relato de Lucas parece sencillo y libre de disputas. Lucas presenta a Jesús como la descendencia de Adán y Dios. Como descendiente de Adán, Jesús es el hermano de toda la humanidad. Como la descendencia de Dios, Jesús tiene filiación divina. Como Hijo de Dios e hijo de Adán, Jesús es un salvador para toda la humanidad. Solo cuando se comparan los dos surgen dificultades interpretativas.

Contenido y estructura

En la genealogía de Lucas, 78 nombres van desde Jesús hasta la creación. Mientras Mateo estructura su genealogía en torno a tres grupos de 14 nombres, Lucas no deja una estructura clara. Una teoría divide la lista de 77 nombres en 11 grupos de siete nombres cada uno. Estos 11 grupos representan las 11 semanas de la historia mundial y Jesús, el nombre número 78, comienza el período 12 de la historia mundial, que, según 2 Esdras, es el último (Lucas 1–9:20, 166–67; Lucas 1–9:20).

Lucas elaboró material previamente existente de tal manera que presentara a José como el padre legal pero no biológico de Jesús.

Debido a que existe una superposición con las genealogías del Antiguo Testamento, parece probable que Lucas haya consultado la LXX cuando era posible, así como también las genealogías previamente existentes.

Después de Jesús, cada nombre en la lista está precedido por el artículo definido (“el”). La única excepción a esto es José. Debido a que el nombre de José sigue inmediatamente la construcción entre paréntesis de que Jesús “era el hijo (como se pensaba) de José”, Godet sugirió que Jesús debería ser entendido como el hijo de Elí, su abuelo materno. Para Godet, esto servía para otro propósito: reconciliaba el fracaso de las dos listas de Jesús de compartir el mismo abuelo. Elí sería el padre de María, y en Mateo, Jacob habría sido el padre de José.

Desde entonces, esto ha sido desacreditado, ya que Lucas 2:41 menciona a María y José como “sus padres” y María, cuando habla con Jesús, se refiere a José como “tu padre” (Lucas 2:48). En cambio, la frase “como se pensaba” simplemente modifica la frase “el hijo de José”, señalando que José no era en realidad el padre biológico de Jesús.

En la culminación de la lista, Adán se llama el hijo de Dios. Debido a que esto no tiene paralelo conocido ni en el Antiguo Testamento ni en los textos rabínicos, una adición de Lucas encaja con la filiación divina de Jesús y conduce directamente a la voz celestial que se escucha en su bautismo. Lucas no estaba simplemente copiando material antiguo, sino marcando el punto teológico de que Jesús se cuenta entre los descendientes de David a través de José, y también es el Hijo de Dios.

Para Plummer, que Lucas dibujara la genealogía de Jesús a Adán muestra su conexión con la escuela de pensamiento paulina. Para él, Pablo pensaba que la universalidad del Evangelio era de suma importancia. Lucas muestra que el Mesías no es solo un pariente de los judíos, sino que toda la humanidad puede reclamarlo como su hermano (Lucas 3:23).

Ubicación en el Evangelio

A diferencia de Mateo, Lucas inserta su genealogía en tres capítulos en su Evangelio, al comienzo del ministerio público de Jesús. La ubicación de la genealogía es curiosa: parece más lógico colocarla donde lo hizo Mateo. Sin embargo, a través de este posicionamiento, Lucas puede enfatizar la filiación divina de Jesús al vincularlo tanto con su bautismo como con su tentación.

Al igual que los otros dos Evangelios sinópticos, Mateo y Marcos, en Lucas, el ministerio público de Jesús está precedido por Juan el Bautista, el bautismo de Jesucristo y su tentación. A diferencia de Mateo y Marcos, que se mueven directamente del bautismo de Jesús a la tentación en el desierto, Lucas separa los dos eventos con la genealogía de Jesús.

Una teoría sobre la ubicación de la genealogía sugiere que este es el comienzo del Evangelio y que lo que precede se agregó más tarde. Cuando Jesús es ungido por el Espíritu (Lucas 3:22), comienza la historia del Mesías. Algunos teorizan que Lucas escribió varios borradores de su Evangelio y que una forma anterior comenzó en Lucas 3:1. Según esta teoría, la genealogía caería naturalmente después de la primera mención de Jesús.

En una segunda teoría respaldada por Nolland, la ubicación de Lucas entre el bautismo (Lucas 3:21–22) y la tentación (Lucas 4:1–13) de Jesús enfatizó su filiación divina. Después de que Jesús fue bautizado y oraba, el Espíritu Santo descendió sobre Él y una voz vino del cielo: “Tú eres mi Hijo, el Amado; en quien tengo complacencia” (Lucas 3:22). Tras la recitación de Lucas de la genealogía de Jesús, Jesús se mueve al desierto donde ayunó y fue tentado por el diablo. Todas las tentaciones del diablo fueron precedidas por la declaración “Si eres Hijo de Dios …” (Lucas 4:3, 9; compárese Mateo 4:3, 6).

Esto se ve respaldado por el hecho de que, en ninguna parte del Antiguo Testamento, seudepigrafía o Qumrán, una genealogía llega a Dios. El paralelo más cercano está en Filón On the Virtues 204–05, donde Filón dice de Adán, “su padre no era mortal, por el Dios eterno”.

Filón luego habla del fracaso de Adán en seguir los pasos de quien lo engendró. Aunque solo es una conjetura, Lucas afirma a la humanidad como la descendencia de Dios (Hechos 17:28–29) y el éxito de Jesús en resistir la tentación del diablo en el desierto contrasta marcadamente con el hecho de que Adán sucumbió a la tentación.

Comparación de Mateo y Lucas

Similitudes y diferencias

La genealogía de Mateo y Lucas se enfoca en Jesús, identifica a José y María como sus padres terrenales, señala un nacimiento virginal milagroso y está de acuerdo en su mayoría en el linaje familiar de Abraham a David. Más allá de eso, sin embargo, hay muchas diferencias.

  • Lucas comienza su genealogía con Jesús y corre hacia atrás; Mateo comienza con Abraham y corre hacia adelante.
  • Mateo usa la forma verbal “Abraham fue el padre de Isaac”, donde Lucas usa el genitivo simple del artículo, “José, hijo de Elí …”
  • La lista de Lucas presenta un linaje paterno directo. Mateo introdujo palabras explicativas y menciona esposas y hermanos.
  • La lista de Lucas es considerablemente más larga. Lucas no solo lleva la lista más allá de Abraham a Adán y luego a Dios, sino que las secciones correspondientes de Lucas incluyen más nombres. Por ejemplo, de Abraham a Jesús, Lucas incluye 57 nombres, mientras que Mateo solo tiene 41. Si una generación tiene aproximadamente 25 a 30 años, la genealogía lucana parece más probable.
  • De David a José, los únicos nombres en ambas listas que se corresponden entre sí son Zorobabel y su padre, Salatiel.
Intentos de reconciliación

Históricamente, los comentaristas se han sentido cómodos con las diferencias entre Lucas y Mateo, dejando de lado las preocupaciones históricas por las teológicas, una concesión a la extrañeza de las antiguas preocupaciones genealógicas. Sin embargo, se han hecho intentos modernos para conciliar las dos listas:

  1. Mateo da el linaje de José, mientras que Lucas da el de María. Al trazar la línea de David a través de Natán, en lugar de Salomón, hasta Jeconías, Lucas evitó la línea real. Esto puede ser en respuesta a oráculos que se encuentran en Jer 22:28–30 y 36:30–31 sobre el final de la dinastía davídica. Sin embargo, ambas listas presentan la genealogía de José. Esta teoría no se deriva del texto de Lucas, sino del deseo de armonizar los dos.
  2. Como se cita en Eusebio Historia eclesiástica 1:7, Africano postuló que las dos listas enfatizaban un descenso adoptivo versus físico. Este intento utiliza el concepto de matrimonio con levirato (Dt 25:5–10). En un matrimonio levirato, un hermano podría casarse con la viuda de su hermano si ella no tuviera un hijo. El primogénito a quien ella daba a luz continuaría la línea de su difunto esposo para que su nombre no fuera borrado. Matán (Mt 1:15) se casó con Estha, con quien tuvieron un hijo: Jacob. Cuando Matán murió, su viuda se casó con Melqui (Lucas 3:24). Tuvieron un hijo, Elí (Lucas 3:23). El segundo de estos dos medios hermanos, Elí, murió sin hijo. Su medio hermano Jacob se casó con su esposa en levirato para que su hijo físico, José, fuera considerado como el hijo de Elí (Mateo 1–7, 86–87).
  3. Para Fitzmeyer, la pregunta sobre Salomón o Natán como descendientes de David presenta dificultades. La línea de Mateo trazada a través de Salomón tiene el apoyo del Antiguo Testamento, mientras que la línea de Lucas a través de Natán tiene poco apoyo del Antiguo Testamento. Quizás Lucas no quería que Salomón y otros reyes davídicos fueran parte de la línea de Jesús. Zacarías 12:12–13 enfrenta la casa de David contra la casa de Natán. Esto, admite Fitzmyer, es especulativo.
  4. Una teoría moderna sugiere que Mateo da la línea legal de descendencia de David al declarar a los diversos herederos al trono. Lucas, por otro lado, da a los descendientes reales de David en la rama familiar a la que pertenece José. Esto requiere parte del trabajo interpretativo presentado en un intento de conciliar esta teoría.
  5. Otra opción supone que Matat (Lucas 3:24) y Matán (Mateo 1:15), el abuelo de José, son personas diferentes, lo que elimina el problema de determinar a su padre. Sin embargo, sus respectivos hijos Elí y Jacob pueden haber estado tan estrechamente relacionados que, si Elí murió sin un heredero, el hijo de Jacob, José, se convirtió en su heredero.
  6. Nolland cree que Mateo ve la vida de la nación de Israel como reiterada en Jesús. Conectar a Jesús con los reyes reinantes de Judá es natural. Sin embargo, Lucas es menos positivo acerca de la historia de Israel (compárese con Hechos 7:7–53; 28:25–27). También puede haberle impresionado las palabras de Jeremías sobre Jeconías, el último de los reyes reinantes en la línea de Salomón (Jer 22:24–30), así como las palabras de Zacarías 12:12 (Lucas 1–9:20, 170).

Conciliar las dos genealogías es extremadamente difícil. I.H. Marshall sostiene que la falta de evidencia hace que sea imposible conciliar las listas, pero considerarlas como meras construcciones literarias va más allá de esta evidencia limitada.

Share:

Más publicaciones

LOS LIBROS DE LOS MACABEOS

LOS LIBROS DE LOS MACABEOS [+4]

¿Cuál es la enseñanza del libro de los Macabeos? Los cuatro escritos de los libros de los macabeos, dan testimonio del judaísmo y de la

¿QUÉ ES LA VERDAD?

Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?

Envíenos un Mensaje

COMENTARIO A LOS SALMOS

La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón…

Salmo 19

COMENTARIO A LOS PROVERBIOS

El Libro de los Proverbios es una inspirada antología de la sabiduría hebrea. Pero esta sabiduría no es meramente intelectual o secular. Es principalmente la aplicación de los principios de una fe revelada a las tareas del diario vivir. En los Salmos tenemos el himnario hebreo; en Proverbios tenemos su manual para la justicia diaria. En este último hallamos directivas prácticas y éticas para la religión pura y sin mácula.

COMENTARIO A ECLESIASTÉS 

Aunque el libro de Eclesiastés forma parte del Antiguo Testamento en hebreo, su nombre es en realidad una palabra griega que se remonta a la antigua traducción griega del Antiguo Testamento. Eclesiastés significa “maestro”, o “predicador”. La palabra viene del primer versículo del libro: “Palabras del Predicador,…” Por lo tanto, el título se refiere al maestro o al Predicador cuyas palabras conforman el libro.

HISTORIA DEL CRISTIANISMO

El estudio del desarrollo del testimonio cristiano durante los mil años que los historiadores han designado como Edad Media es sumamente complejo. Lo es, primero, por cubrir un período de tiempo tan dilatado, en el que se sucedieron cambios notables en todas las esferas del quehacer humano: política, económica, social, cultural y religiosa. Segundo, en estos siglos el cristianismo llega en su expansión “hasta lo último de la tierra,” en su movimiento hacia el Este (China) y el Oeste (Inglaterra).

DOCTRINAS DE CRISTO

Las doctrinas de Cristo pueden incluir un estudio de Su persona y de Su obra. Pero, puesto que Su obra principal fue la expiación, la soteriología generalmente se separa de la cristología. Sus otras obras usualmente se tratan bajo la cristología. La doctrina se puede organizar más o menos en orden cronológico. Primero viene un estudio del Cristo antes de su encarnación y esto sería seguido de una sección sobre Cristo en Su humillación, durante Su vida terrenal.

Entonces vendría un estudio de Sus ministerios presente y futuro. Los mayores problemas teológicos aparecen en el período de la humillación de Cristo mientras estaba en un cuerpo terrenal, problemas como el significado de kenosis, la relación entre Sus dos naturalezas, y la impecabilidad.

Las doctrinas de la persona de Cristo son cruciales para la fe cristiana. Son básicas para la soteriología, porque si nuestro Señor no es lo que alegó ser, entonces Su expiación fue deficiente, no un pago suficiente por el pecado.

LIBROS CRISTIANOS PDF

Siéntase libre para descargar o leer en líneatodos nuestros recursos

CHRISTIAN BOOKS PDF

Christian PDF books from authors of centuries past whose writings have stood the test of time. Puritans, Spurgeon (Baptist), Bonar (Presbyterian), Ryle (Anglican), Pink, Bunyan, Edwards, and many others.

기독교 서적 PDF – 基督教书籍 PDF

온라인에서 모든 리소스를 다운로드하거나 읽으십시오.

우리의 제목은 그리스도 중심적이며, 대부분은 시간의 시험을 견뎌낸 과거의 작가들입니다. 청교도, 스펄전(침례교), 보나(장로교), 라일(성공회), 핑크, 번연, 에드워즈 등의 저자. 출처인 채플 도서관은 전적으로 하나님의 충성으로 뒷받침되는 신앙의 사역입니다. 따라서 우리는 이 책에 대한 기부를 요청하지 않습니다.

随意下载或在线阅读我们所有的资源

我们的标题以基督为中心,主要来自过去几个世纪的作者,他们的作品经受住了时间的考验。 清教徒、Spurgeon(浸信会)、Bonar(长老会)、Ryle(圣公会)、Pink、Bunyan、Edwards 等作者。 来源,教堂图书馆,是一个信仰部,完全由上帝的忠诚支持。 因此,我们不要求为这些书籍捐款。

ENTRADAS ANTERIORES

7 LIBROS QUE HAN DESAPARECIDO

7 LIBROS QUE HAN DESAPARECIDO

¿Cuáles son los libros perdidos de la Biblia? La Biblia menciona 7 libros que han desaparecido, varios son los citados en las escrituras. hoy ahondaremos

Leer más »

14 GENERACIONES

suscríbase para recibir todo nuestros recursos

Manténgase informado!

Suscríbete para recibir contenido y notificaciones exclusivos