HECHO POR NOSOTROS MALDICIÓN

HECHO POR NOSOTROS MALDICIÓN

Tabla de contenidos

La cruz y la sustitución

Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está. Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque. El justo por la fe vivirá; y la ley no es por fe, sino que dice. El que hiciere estas cosas vivirá por ellas. Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito. Maldito todo el que es colgado en un madero), para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

Gálatas (3:10–14)

 

Estos versículos constituyen una…

de las exposiciones más claras de la necesidad, el significado y la consecuencia de la cruz. Pablo se expresa en términos tan concretos que algunos comentaristas no han podido aceptar lo que escribe acerca de la ‘maldición’ que Cristo ‘fue hecho’ por nosotros. A. W. F. Blunt, por ejemplo, escribió en su comentario. ‘Aquí el lenguaje es increíble, casi escandaloso. Nosotros no nos hubiéramos atrevido a usarlo.’ También Jeremias la describió como una ‘frase espantosa’ y habló de su ‘original carácter ofensivo’. No obstante, el apóstol Pablo realmente usó este lenguaje, y Blunt sin duda tenía razón al agregar que ‘Pablo quiere decir exactamente lo que las palabras significan’. De modo que tenemos que aceptar la expresión y entenderla.

Se han hecho varios intentos de suavizarla.

Primero, se ha sugerido que Pablo deliberadamente despersonalizó la ‘maldición’ al llamarla ‘la maldición de la ley’. Pero la expresión en Deuteronomio 21:23 es ‘maldito por Dios’ (o ‘maldición de Dios’, BA margen); no sería serio considerar la posibilidad de que Pablo esté contradiciendo la Escritura.

Segundo, se ha propuesto que ser ‘hecho’ maldición expresa la compasión de Cristo para con los quebrantadores de la ley, y no una aceptación objetiva del juicio que les correspondía a ellos. Aquí tenemos la interpretación que hace Blunt. ‘No fue por medio de una ficción forense que Cristo llevó nuestros pecados, sino mediante un acto de genuino sentimiento de afinidad’, como una madre que tiene un hijo que va por mal camino y que ‘siente la culpa de él como suya propia también’. Pero esto no hace justicia a las palabras de Pablo. Como lo expresó Jeremias, “ ‘hecho’ es una circunlocución para hacer referencia a la acción de Dios”.

Una tercera opción

es decir que la afirmación de Pablo, que Cristo fue hecho ‘maldición’ por nosotros, no es equivalente a decir que realmente fue ‘maldito’. Pero según Jeremias, ‘maldición’ es “una metonimia para ‘el maldito’,” y deberíamos traducir la frase ‘Dios hizo a Cristo un maldito por amor a nosotros’. Así resulta paralelo a otra expresión del apóstol. ‘Al que no conoció pecado, por nosotros [Dios] lo hizo pecado’ (2 Corintios 5:21). Así podremos aceptar las dos frases, y, más todavía, adorar a Dios por la verdad que expresan, porque ‘Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo’ (2 Corintios 5:19), aun cuando hacía a Cristo tanto pecado como maldición.
Lutero captó muy claramente lo que Pablo quería decir, y expresó sus implicancias con característica franqueza.

Nuestro muy misericordioso Padre, viendo que estábamos oprimidos y vencidos por la maldición de la ley, y que por ello estábamos sometidos a lo mismo de lo cual jamás podíamos ser librados mediante nuestro propio poder, mandó a su Hijo único al mundo y puso sobre él los pecados de todos los hombres, diciendo. Sé tú ese Pedro negador; ese Pablo perseguidor, blasfemador y cruel opresor; ese David adúltero; sé tú ese pecador que comió el fruto en el paraíso; sé tú ese ladrón que colgaba de la cruz; y sucintamente, sé tú la persona que ha cometido los pecados de todos los seres humanos; asegúrate por lo tanto que los pagues y satisfagas.

Es preciso que sintamos la lógica de la enseñanza de Pablo.

Primero

todo el que confía en la ley está sujeto a maldición. Al comienzo del versículo 10, el apóstol vuelve a usar la expresión que ya usó tres veces en 2:16. ‘los que son de obras de ley’ (literalmente), y que se tradujo ‘todos los que dependen de las obras de la ley’. La razón que le permite a Pablo declarar que los tales están ‘bajo maldición’ es que la Escritura dice que es así. ‘Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley’ (3:10; ver Deuteronomio 27:26).

Ningún ser humano jamás ha ‘permanecido’ cumpliendo ‘todas las cosas’ que exige la ley. Una obediencia continua y completa como esa no la ha logrado nadie, excepto Jesús. De modo que ‘es evidente’ (v. 11) que ‘por la ley ninguno se justifica para con Dios’, porque nadie la ha guardado. Además, la Escritura dice también que ‘el justo por su fe vivirá’ (Habacuc 2:4). Vivir ‘por la fe’ y vivir ‘por la ley’ son dos condiciones completamente diferentes (v. 12).
La conclusión es inevitable.Si bien teóricamente los que obedecen la ley vivirán, en la práctica ninguno de nosotros lo hará, porque ninguno de nosotros ha obedecido. Por lo tanto no podemos obtener la salvación de esta manera. Todo lo contrario, lejos de ser salvos por la ley, somos malditos por ella. La maldición o juicio de Dios, que su ley pronuncia sobre los que quebrantan la ley, nos alcanza. Este es el horroroso dilema de la humanidad perdida.

Segundo

Cristo nos redimió de la maldición de la ley al hacerse él maldición por nosotros. Es probable que esta sea la declaración más clara sobre la sustitución en todo el Nuevo Testamento. La maldición de la ley quebrantada caía sobre nosotros; Cristo nos redimió de ella al hacerse él maldición en lugar de nosotros. La maldición que nos correspondía a nosotros fue transferida a él. Él la asumió, a fin de que nosotros pudiésemos eludirla. La prueba de que él llevó nuestra maldición es que estuvo colgado en un madero, en razón de que Deuteronomio 21:23 declara malditas a tales personas (v. 13).

Tercero

Cristo hizo esto con el fin de que en él la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles … por la fe (v. 14). El apóstol pasa expresamente del lenguaje de la maldición al de la bendición. Cristo murió por nosotros no solo para redimirnos de la maldición de Dios, sino también para obtener para nosotros la bendición de Dios. Había prometido siglos antes bendecir a Abraham y, a través de su descendencia, a las naciones gentiles. Pablo interpreta aquí la bendición prometida como la ‘justificación’ (v. 8) y ‘el Espíritu’ (v. 14); todos los que están en Cristo son por ello ricamente bendecidos.

Para resumir

por haber desobedecido todos estábamos bajo la maldición de la ley. Cristo nos redimió de ella al llevarla en lugar de nosotros. Como resultado recibimos, por la fe en Cristo, la prometida bendición de la salvación. La secuencia es irresistible y solo podemos responder en humilde adoración. Es sencillamente maravilloso que Dios en Cristo, en su santo amor por nosotros, estuviera dispuesto a ir hasta tales extremos, y que la bendiciones de que disfrutamos hoy se deban a la maldición que llevó él por nosotros en la cruz.

HECHO POR NOSOTROS MALDICIÓN

YO SOY

LOS 8 «YO SOY»

Un elemento significativo del cuarto Evangelio es una serie de expresiones en las que Jesús utiliza un enfático «YO SOY» para introducir enseñanzas importantes sobre

Leer Más >>
EL SANEDRÍN

EL SANEDRÍN

El Sanedrín constaba de 70 miembros comunes más el sumo sacerdote. Había 69 miembros, y Moisés fue considerado el miembro número 70. Los miembros comunes

Leer Más >>
PAIDOBAUTISMO

EL PAIDOBAUTISMO

El debate entre los defensores del bautismo de infantes y del bautismo de creyentes en las postrimerías del siglo XX, a pesar de los avances

Leer Más >>

Share:

Más publicaciones

YO SOY

LOS 8 «YO SOY»

Un elemento significativo del cuarto Evangelio es una serie de expresiones en las que Jesús utiliza un enfático «YO SOY» para introducir enseñanzas importantes sobre

LA GRANDEZA DE MELQUISEDEC

LA GRANDEZA DE MELQUISEDEC [2]

Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben

EL SANEDRÍN

EL SANEDRÍN

El Sanedrín constaba de 70 miembros comunes más el sumo sacerdote. Había 69 miembros, y Moisés fue considerado el miembro número 70. Los miembros comunes

¿QUÉ ES LA VERDAD?

Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?

Envíenos un Mensaje

COMENTARIO A LOS SALMOS

La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón…

Salmo 19

COMENTARIO A LOS PROVERBIOS

El Libro de los Proverbios es una inspirada antología de la sabiduría hebrea. Pero esta sabiduría no es meramente intelectual o secular. Es principalmente la aplicación de los principios de una fe revelada a las tareas del diario vivir. En los Salmos tenemos el himnario hebreo; en Proverbios tenemos su manual para la justicia diaria. En este último hallamos directivas prácticas y éticas para la religión pura y sin mácula.

COMENTARIO A ECLESIASTÉS 

Aunque el libro de Eclesiastés forma parte del Antiguo Testamento en hebreo, su nombre es en realidad una palabra griega que se remonta a la antigua traducción griega del Antiguo Testamento. Eclesiastés significa “maestro”, o “predicador”. La palabra viene del primer versículo del libro: “Palabras del Predicador,…” Por lo tanto, el título se refiere al maestro o al Predicador cuyas palabras conforman el libro.

HISTORIA DEL CRISTIANISMO

El estudio del desarrollo del testimonio cristiano durante los mil años que los historiadores han designado como Edad Media es sumamente complejo. Lo es, primero, por cubrir un período de tiempo tan dilatado, en el que se sucedieron cambios notables en todas las esferas del quehacer humano: política, económica, social, cultural y religiosa. Segundo, en estos siglos el cristianismo llega en su expansión “hasta lo último de la tierra,” en su movimiento hacia el Este (China) y el Oeste (Inglaterra).

DOCTRINAS DE CRISTO

Las doctrinas de Cristo pueden incluir un estudio de Su persona y de Su obra. Pero, puesto que Su obra principal fue la expiación, la soteriología generalmente se separa de la cristología. Sus otras obras usualmente se tratan bajo la cristología. La doctrina se puede organizar más o menos en orden cronológico. Primero viene un estudio del Cristo antes de su encarnación y esto sería seguido de una sección sobre Cristo en Su humillación, durante Su vida terrenal.

Entonces vendría un estudio de Sus ministerios presente y futuro. Los mayores problemas teológicos aparecen en el período de la humillación de Cristo mientras estaba en un cuerpo terrenal, problemas como el significado de kenosis, la relación entre Sus dos naturalezas, y la impecabilidad.

Las doctrinas de la persona de Cristo son cruciales para la fe cristiana. Son básicas para la soteriología, porque si nuestro Señor no es lo que alegó ser, entonces Su expiación fue deficiente, no un pago suficiente por el pecado.

LIBROS CRISTIANOS PDF

Siéntase libre para descargar o leer en líneatodos nuestros recursos

CHRISTIAN BOOKS PDF

Christian PDF books from authors of centuries past whose writings have stood the test of time. Puritans, Spurgeon (Baptist), Bonar (Presbyterian), Ryle (Anglican), Pink, Bunyan, Edwards, and many others.

기독교 서적 PDF – 基督教书籍 PDF

온라인에서 모든 리소스를 다운로드하거나 읽으십시오.

우리의 제목은 그리스도 중심적이며, 대부분은 시간의 시험을 견뎌낸 과거의 작가들입니다. 청교도, 스펄전(침례교), 보나(장로교), 라일(성공회), 핑크, 번연, 에드워즈 등의 저자. 출처인 채플 도서관은 전적으로 하나님의 충성으로 뒷받침되는 신앙의 사역입니다. 따라서 우리는 이 책에 대한 기부를 요청하지 않습니다.

随意下载或在线阅读我们所有的资源

我们的标题以基督为中心,主要来自过去几个世纪的作者,他们的作品经受住了时间的考验。 清教徒、Spurgeon(浸信会)、Bonar(长老会)、Ryle(圣公会)、Pink、Bunyan、Edwards 等作者。 来源,教堂图书馆,是一个信仰部,完全由上帝的忠诚支持。 因此,我们不要求为这些书籍捐款。

Artículos Relacionados

YO SOY

LOS 8 «YO SOY»

Un elemento significativo del cuarto Evangelio es una serie de expresiones en las que Jesús utiliza un enfático «YO SOY» para introducir enseñanzas importantes sobre

Leer más »
EL SANEDRÍN

EL SANEDRÍN

El Sanedrín constaba de 70 miembros comunes más el sumo sacerdote. Había 69 miembros, y Moisés fue considerado el miembro número 70. Los miembros comunes

Leer más »
PAIDOBAUTISMO

EL PAIDOBAUTISMO

El debate entre los defensores del bautismo de infantes y del bautismo de creyentes en las postrimerías del siglo XX, a pesar de los avances

Leer más »

HECHO POR NOSOTROS MALDICIÓN

suscríbase para recibir todo nuestros recursos

Manténgase informado!

Suscríbete para recibir contenido y notificaciones exclusivos