APÓSTOLES Y PROFETAS [2022]

PROFETA

Tabla de contenidos

La palabra “apóstol” podría tener varias connotaciones. Si es traducción del hebreo saliah, significa una persona que actúa como el representante plenamente autorizado de otra persona. También tiene el sentido de “misionero”. Para Pablo su sentido de apostolado era de importancia clave en su comprensión de sí mismo. Ser apóstol era equivalente a ser esclavo de Jesús (observe cómo Pablo se describe a sí mismo al principio de todas sus epístolas cuando está presentando sus credenciales).

El apostolado se asocia con el establecimiento de iglesias y concede autoridad sobre ellas en términos de imponer disciplina y también en términos de recibir y trasmitir revelación autoritativa, de manera que los apóstoles, junto con los profetas, constituyen el fundamento de las iglesias (Ef. 2:20; cf. 1 Cor. 12:28, 29; 2 Ped. 3:2). Pablo también hace énfasis en que es destino especial del apóstol sufrir y aun morir para que sus convertidos puedan vivir, y explora la paradoja de la posición humilde del apóstol a pesar de su llamamiento elevado (1 Cor. 4:9; 2 Cor. 4).

                                                   APÓSTOL PABLO EN EFESO

APÓSTOL.

Un término usado para describir a los miembros de varios grupos de personas en el NT.

(1) Los doce discípulos escogidos por Jesús para ayudarle en su misión (Mat. 10:2). El número inevitablemente recuerda las doce tribus de Israel (cf. Mat. 19:28; Luc. 22:29, 30) y sugiere que los Doce formaban el núcleo de un nuevo Israel compuesto de los que aceptaban a Jesús como Mesías; el papel que se les asignó para el futuro (juzgar a las tribus de Israel) puede ser sencillamente una manera de decir que tendrán parte en el futuro reino de Dios* mientras el Israel incrédulo será echado fuera.

(2) Un grupo más amplio, incluyendo a los Doce, que habían visto al Señor resucitado y habían recibido su mandato de ser misioneros (1 Cor. 15:7; cf. 9:1). Lucas tiende a restringir el título a los Doce (excepto en Hech. 14:4, 14) como compañeros del Señor y testigos de su resurrección (Hech. 1:21, 22; 10:40–42), pero Pablo hace hincapié en su papel como pioneros, sembradores de iglesias, cuyas credenciales son las congregaciones que establecieron (1 Cor. 9:2).

(3) En un sentido más amplio algunos obreros o delegados de las iglesias fueron llamados “apóstoles” o “mensajeros” de las iglesias (2 Cor. 8:23; Fil. 2:25).

(4) Algunas personas pretendían falsamente (a los ojos de Pablo) ser apóstoles y trabajaban como misioneros rivales de él (2 Cor. 11:13).

Ya que los apóstoles (excepto en el sentido de los delegados de las iglesias) fueron testigos de la resurrección y formaron el fundamento de la iglesia, resulta que su puesto era un fenómeno de la primera generación y que no podía repetirse; no tuvieron sucesores, y en principio no puede haberlos. No obstante, la iglesia puede y tiene que ser apostólica todavía, en el sentido que tiene que vivir de acuerdo con su enseñanza contenida en las Escrituras del NT, y tiene que seguir su ejemplo de sufrir con su Señor.

Sin embargo, algunos eruditos han sostenido que la iglesia es “apostólica” solamente si tiene dirigentes (generalmente obispos) que han sido consagrados por la imposición de manos en una cadena física que se remonta hasta los apóstoles. Juan Wesley declaró lo que debe de haber sido la última palabra sobre el tema cuando dijo: “sé que la sucesión ininterrumpida es una fábula, que ningún hombre jamás ha probado ni podrá probar”. Algunos grupos no episcopales tienen dirigentes que se nombran apóstoles a sí mismos, pero también ellos dejan de reconocer que el apostolado se asocia con ser testigos originales de la resurrección.

PROFETA, PROFECÍA.

La palabra «profeta» viene del griego prophētēs, de pro («delante» o «por») y phēmi («hablar»). El profeta es así, el que habla delante, en el sentido de proclamar, o aquel que habla por, es decir, en el nombre de (Dios).

En el AT, existen tres términos para profeta: rō ʾeh, nāḇî ʾ y ḥōzeh. El primero y el último se distinguen por matices que tienen que ver con el carácter habitual o temporal de las visiones. Nāḇîʾ (aquel que testifica) está mejor adaptado para caracterizar la misión profética.

                                                     PROFETAS

INSPIRACIÓN PROFÉTICA.

La originalidad de la profecía bíblica deriva del fenómeno de la inspiración. En contraste con las figuras sagradas de la antigüedad pagana (cf. Frazer, en Adonis), el profeta bíblico no es un mago. Él no fuerza a Dios. Por el contrario, está bajo el control divino. Es Dios quien invita, dirige e impele, p. ej., Jeremías 20:7.

Por medio de la inspiración, Dios habla al nāḇîʾ, quien debe transmitir exactamente lo que recibe. El modo de la inspiración es verbal. La Biblia representa el mecanismo de la inspiración como el acto por el que Dios pone palabras (verba) en la boca de los escritores sagrados. Dios dijo a Moisés: «Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y podré mis palabras (verba) en su boca» (Dt. 18:18). En forma similar a Jeremías: «He aquí he puesto mis palabras en tu boca» (Jer. 1:9). El NT confirma la naturaleza verbal de la inspiración profética (cf. Gá. 1:11, 12; 1 Co. 15:1–4; 1 Ts. 2:13; 4:8).

No obstante, la inspiración no suprime la individualidad. Éste es el milagro de la zeopneustia (2 Ti. 3:16). Para comunicar sus pensamientos a los hombres, Dios usa a hombres de diferentes culturas, caracteres y status de manera que su palabra pueda ser accesible a todos los hombres. La inspiración respeta la individualidad (cf. Moisés en Ex. 3–4, Jeremías en Jer. 20:14–18, etc.).

LOS PROFETAS.

Son bien conocidos los escritos proféticos del AT. Generalmente se dividen en los cuatro mayores (Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel) y los doce menores (Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías y Malaquías) según la extensión de sus escritos.

Hubo también muchos otros profetas. Moisés, quien escribió la ley de Dios, fue tenido como un nāḇîʾ sin igual (Dt. 34:10–12). También se levantaron voces proféticas en los días de los jueces (Jue. 2:1–5; 3:9–11; 4:4; 6:8; 1 S. 3:1). Samuel llegó a ser considerado un segundo Moisés (Jer. 15:1; Sal. 99:6), y su obra fue continuada por Gad y Natán (2 S. 12 y 24; 1 R. 1). Después de la separación de la diez tribus, Ahías (1 R. 2), Elías y Eliseo (1 R. 18–19; 2 R. 5ss.) son dignos de mención.

Después de cuatro siglos de silencio profético, Juan el Bautista es el último de los profetas del antiguo pacto y el precursor de Jesús (Mt. 19:1; . Mt. 3:7ss.; Lc. 3:16ss.; Jn. 1:23, 29). Además de Juan el Bautista, el NT se refiere también a un ministerio profético ejercitado por hombres y mujeres. Después del Pentecostés, se hace mención de Agabo (Hch. 2:28; 21:10), Judas y Silas (Hch. 15:32), y de las cuatro hijas de Felipe (Hch. 21:8–10). Podríamos citar también a Ana, la hija de Fanuel (Lc. 2:36).

DISTINCIÓN ENTRE UN FALSO Y VERDADERO PROFETA

Los falsos profetas se pueden detectar por su carácter y conducta. Un falso profeta llevará una vida pecaminosa y maligna, mientras un profeta verdadero ejemplificará su conducta y carácter de acuerdo con el carácter de Dios. Un falso profeta brindará un mal fruto, y el verdadero mostrará buenos frutos.

CARACTERÍSTICAS DE UN FALSO PROFETA

Dt. 13:1–18

Dt. 18:9–22

 

Jer. 23:28–29

 

Ez. 12:21–14:11

ð     Practicas abominables → Magia, adivinación espiritismo, hechicería.

ð     Vida inmoral → Fornicación, adulterio, lascivia, etc…

ð     Actitudes impías → Violencia, rebeldía y autoridad despreciable.

ð     Apetitos impíos → Profanidad, codicia, inmoralidad, lujuria.

ð     Acciones impías → Estafar a otros, conspirar para engañar, mentir.

CARACTERISTICAS DE UN VERDAERO PROFETA

Dt. 18:15

Jer. 28:9

Jer. 23:9–40

Zac. 2:11

ð     Practicas espirituales → Misericordia, justicia, verdad, rectitud, transparencia.

ð     Vida santa → Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, fe, mansedumbre, templanza.

ð     Su mensaje → Las palabras de su profecía tiene perfecta armonía con la Biblia.

ð     Su conocimiento → Comprende profundamente la Palabra de Dios.

ð     Su exactitud → Su mensaje ha de cumplirse 100%, no un 99%.

ð     Su fidelidad → No le quita ni le agrega nada a lo que Dios ya reveló para siempre.

ð     Su devoción → Invierte tiempo para estar en comunión con Dios a través de la oración.

ð     Su valor → Dijo las cosas como la recibió de Dios, ya sea denuncias o bendiciones.

ð     Su estilo de vida → No comercializar con la fe, para vivir holgadamente.

ð     Su meta → No competir sino entregar el mensaje Divino.

ð     Su responsabilidad → Cumplir con su llamado, sin dejarse intimidar de los enemigos.

EL MENSAJE PROFÉTICO.

Las profecías de los profetas escritores del AT pueden dividirse en tres grupos principales:

(1) Profecías concernientes al destino interno de Israel.

  • Estas declaran el juicio de Dios sobre el incrédulo y las iniquidades del pueblo, aunque prometen restauración después del período de prueba en el exilio.

(2) Profecías mesiánicas.

  • Estas señalan a la venida del Redentor de Israel y el mundo. En el libro de Miqueas (5:1) y especialmente en Isaías (52:13–53:12), estas profecías alcanzan un impresionante grado de claridad y precisión. Isaías nos entrega un asombroso resumen de la vida y obra salvadora de Cristo.

(3) Profecías escatológicas.

  • Éstas se refieren a los últimos días, cuando el reino de Dios sea establecido sobre la tierra.

Desde un punto de vista diferente podríamos adoptar la siguiente clasificación.

(1) Profecías ya cumplidas.

  • Dos ejemplos son el exilio anunciado por Oseas, Amós y Miqueas en el caso del norte de Israel (deportados a Asiria en el año 722 a. de C.) e Isaías, Jeremías, Ezequiel, Oseas, Amós y Miqueas en el caso de Judá (exiliados en Babilonia en 586 a. de C.) y, por supuesto, la venida misma de Cristo.

(2) Profecías en proceso de cumplimiento.

  • Un buen punto en este apartado es la restauración del moderno estado de Israel. La profecía de Jeremías 31:31 (Is. 27:12, 13; Ez. 37:21) encuentra un milagroso cumplimiento en mayo de 1948, y la resurrección física de la nación israelita, aunque incompleta, es una nueva garantía actualizada que las otras profecías llegarán a su cumplimiento.

(3) Profecías aún no cumplidas. Podemos referirnos a cuatro.

  • La primera es la total restauración de Palestina y su recuperación por todas las otras tribus de Israel (Is. 27:12, 13; Ez. 37:11–14; Jer. 31:1–5, 31, etc.).
  • La segunda es la destrucción de los enemigos de Israel (Jer. 30:11; Is. 17:1–3; Ez. 38–39).
  • La tercera es la conversión colectiva de Israel (Ez. 37:6b, 10; Zac. 14:4s.; 12:10).
  • La cuarta es el establecimiento del reino de Dios en la tierra.

Muchas profecías describen la venida del Mesías, el Rey de Israel, y la restauración de la humanidad a la justicia, paz y felicidad bajo su reino (cf. Is. 2:4; 11:1–10; 65:19–23), la reconstitución de la naturaleza (Ez. 47:13a; 48:1–35, cf. Ro. 8:19–21), y el restablecimiento del Israel convertido en las prerrogativas de su vocación original (cf. Is. 49:6; Ro. 11:15; Jl. 2:28–32; Hab. 2:14; Is. 55:4, 5; Zac. 8:23). Antes que el reino de Dios sea establecido, la tierra será el escenario del retorno y reinado temporal del Mesías (Ap. 20:2b, 3, 4b) e Israel será instrumento de Dios (Zac. 8:13) para la conversión de las naciones

PROFETAS. DÓNDE ENCONTRARLOS EN LA BIBLIA.

Falso profeta, Deuteronomio 13.1–5.
El falso profeta, Deuteronomio 18.21–22.
Profetas anónimos, 1 Samuel 2.27; 1 Reyes 13.11; Hechos 11.27; 13.1; 1 Corintios 12.28; 14.29.
Exactitud de profeta, 1 Samuel 9.6.
Se convierte en profeta, 1 Samuel 10.11.
Asesinato de profetas, 1 Reyes 18.4; Mateo 23.37.
Profetas confiables, 2 Crónicas 20.20.
Rechazan profetas, 2 Crónicas 36.15–16.
No más profetas, Salmo 74.9.
No herir a los profetas, Salmo 105.15.
Profeta profesional, Isaías 3.2.
Plan prenatal para profeta, Jeremías 1.4–5.
Falsas profecías, Jeremías 5.31; 6.13.
Profetas no enviados por Dios, Jeremías 14.11–16.
Profeta maligno, Jeremías 20.1–2.
Falsa profecía de Hananías, Jeremías 28.1–17.
Castigo a los falsos profetas, Jeremías 23.10–14.
Profetas de Baal, Jeremías 23.13.
No escuchar a los falsos profetas, Jeremías 23.16–18.
Profetas de la mentira, Jeremías 27.14–15; Ezequiel 22.28.
Profeta:448 Ovejas descarriadas por falsos profetas, Jeremías 50.6; Miqueas 3.5–7.
Profetizan de su propio corazón, Ezequiel 13.2–16.
Fuentes de información, Amós 3.7.
Profetas engañadores, Miqueas 3.5.
Profetas prevaricadores, Sofonías 3.4.
Profeta sin honra, Mateo 13.57.
Breve matrimonio de profetisa, Lucas 2.36–37.

APÓSTOLES Y PROFETAS

Share:

Más publicaciones

LOS LIBROS DE LOS MACABEOS

LOS LIBROS DE LOS MACABEOS [+4]

¿Cuál es la enseñanza del libro de los Macabeos? Los cuatro escritos de los libros de los macabeos, dan testimonio del judaísmo y de la

¿QUÉ ES LA VERDAD?

Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?

Envíenos un Mensaje

COMENTARIO A LOS SALMOS

La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón…

Salmo 19

COMENTARIO A LOS PROVERBIOS

El Libro de los Proverbios es una inspirada antología de la sabiduría hebrea. Pero esta sabiduría no es meramente intelectual o secular. Es principalmente la aplicación de los principios de una fe revelada a las tareas del diario vivir. En los Salmos tenemos el himnario hebreo; en Proverbios tenemos su manual para la justicia diaria. En este último hallamos directivas prácticas y éticas para la religión pura y sin mácula.

COMENTARIO A ECLESIASTÉS 

Aunque el libro de Eclesiastés forma parte del Antiguo Testamento en hebreo, su nombre es en realidad una palabra griega que se remonta a la antigua traducción griega del Antiguo Testamento. Eclesiastés significa “maestro”, o “predicador”. La palabra viene del primer versículo del libro: “Palabras del Predicador,…” Por lo tanto, el título se refiere al maestro o al Predicador cuyas palabras conforman el libro.

HISTORIA DEL CRISTIANISMO

El estudio del desarrollo del testimonio cristiano durante los mil años que los historiadores han designado como Edad Media es sumamente complejo. Lo es, primero, por cubrir un período de tiempo tan dilatado, en el que se sucedieron cambios notables en todas las esferas del quehacer humano: política, económica, social, cultural y religiosa. Segundo, en estos siglos el cristianismo llega en su expansión “hasta lo último de la tierra,” en su movimiento hacia el Este (China) y el Oeste (Inglaterra).

DOCTRINAS DE CRISTO

Las doctrinas de Cristo pueden incluir un estudio de Su persona y de Su obra. Pero, puesto que Su obra principal fue la expiación, la soteriología generalmente se separa de la cristología. Sus otras obras usualmente se tratan bajo la cristología. La doctrina se puede organizar más o menos en orden cronológico. Primero viene un estudio del Cristo antes de su encarnación y esto sería seguido de una sección sobre Cristo en Su humillación, durante Su vida terrenal.

Entonces vendría un estudio de Sus ministerios presente y futuro. Los mayores problemas teológicos aparecen en el período de la humillación de Cristo mientras estaba en un cuerpo terrenal, problemas como el significado de kenosis, la relación entre Sus dos naturalezas, y la impecabilidad.

Las doctrinas de la persona de Cristo son cruciales para la fe cristiana. Son básicas para la soteriología, porque si nuestro Señor no es lo que alegó ser, entonces Su expiación fue deficiente, no un pago suficiente por el pecado.

LIBROS CRISTIANOS PDF

Siéntase libre para descargar o leer en líneatodos nuestros recursos

CHRISTIAN BOOKS PDF

Christian PDF books from authors of centuries past whose writings have stood the test of time. Puritans, Spurgeon (Baptist), Bonar (Presbyterian), Ryle (Anglican), Pink, Bunyan, Edwards, and many others.

기독교 서적 PDF – 基督教书籍 PDF

온라인에서 모든 리소스를 다운로드하거나 읽으십시오.

우리의 제목은 그리스도 중심적이며, 대부분은 시간의 시험을 견뎌낸 과거의 작가들입니다. 청교도, 스펄전(침례교), 보나(장로교), 라일(성공회), 핑크, 번연, 에드워즈 등의 저자. 출처인 채플 도서관은 전적으로 하나님의 충성으로 뒷받침되는 신앙의 사역입니다. 따라서 우리는 이 책에 대한 기부를 요청하지 않습니다.

随意下载或在线阅读我们所有的资源

我们的标题以基督为中心,主要来自过去几个世纪的作者,他们的作品经受住了时间的考验。 清教徒、Spurgeon(浸信会)、Bonar(长老会)、Ryle(圣公会)、Pink、Bunyan、Edwards 等作者。 来源,教堂图书馆,是一个信仰部,完全由上帝的忠诚支持。 因此,我们不要求为这些书籍捐款。

ENTRADAS ANTERIORES

7 LIBROS QUE HAN DESAPARECIDO

7 LIBROS QUE HAN DESAPARECIDO

¿Cuáles son los libros perdidos de la Biblia? La Biblia menciona 7 libros que han desaparecido, varios son los citados en las escrituras. hoy ahondaremos

Leer más »

APÓSTOLES Y PROFETAS [2022]

suscríbase para recibir todo nuestros recursos

Manténgase informado!

Suscríbete para recibir contenido y notificaciones exclusivos