Compartiendo La Verdad

HERODES EL GRANDE [70 A.C.]

Herodes El Grande
Facebook
Twitter
WhatsApp

Tabla de contenidos

¿Quién fue Herodes el grande?

Herodes El Grande (Ἡρῴδης, Hērōdēs): El rey de Judea en el momento del nacimiento de Jesús.

Josefo se refirió a Herodes como Herodes “el Grande”. Este término probablemente se refería principalmente al hecho de que era el hijo mayor de Antípater. Herodes, un astuto político, también fue un gran soldado, orador y constructor. Además de su mención en la narrativa del nacimiento registrada en el evangelio de Mateo, sus proyectos de construcción sirvieron como escenario para muchos eventos del Nuevo Testamento.

Historia

Los tres períodos del reinado de Herodes incluyen:

37–27 A.C.: consolidación.

Herodes impresionó a Roma con su habilidad para pacificar a los judíos cuya tierra natal él había ocupado. Herodes fue capaz de recaudar impuestos y de sofocar los levantamientos.

27–13 A.C.: Paz y prosperidad.

Herodes reconstruyó los fuertes destruidos, instituyó los juegos y comenzó a reconstruir el templo de Jerusalén.

13–4 A.C.: luchas internas dentro de su territorio y malentendidos con Roma

todo esto además marcado por la creciente inestabilidad de Herodes. Estaba plagado de problemas con sus 10 esposas y sus hijos.

Ascensión al trono

Herodes nació en los años 70 A.C.. Su familia era idumea. Herodes y su padre, Antípatro, eran leales a Roma. Antípatro fue consejero de Hircano II. La lealtad de la familia y sus relaciones con Roma le permitieron a Herodes recibir un cargo como gobernador en Galilea a los 25 años. Se propuso mejorar las relaciones con los judíos, difundiendo el helenismo muy lentamente. También estableció un ejército compuesto por soldados extranjeros, centralizó su burocracia y comenzó diversas iniciativas de construcción por toda la región. Después del asesinato de su padre, Herodes huyó de aquella nación en el año 40 A.C.. Regresó a Roma y fue coronado oficialmente rey de Judea. A su regreso en el 39 A.C., finalmente recuperó el control de la tierra de manos de los partos (ca. 37 A.C.). Gobernó durante los siguientes 33 años.

Proyectos de construcción de Herodes

Ritmeyer, quien analizó la plataforma del Monte del Templo, declaró:

“Herodes el Grande: maestro de obras. A pesar de sus crímenes y excesos, nadie puede dudar de su destreza como constructor”.

Entre los cuatro proyectos de construcción más importantes de Herodes  se encuentran:

El puerto de Cesarea

ubicado en la costa mediterránea del norte de Israel. Este sería el puerto desde el cual Herodes y otros navegarían hacia y desde Alejandría, Egipto y Roma.

El Herodión

ubicado al sur de Jerusalén. En el Libro I de sus Guerras, Josefo describe que mientras los ejércitos de Herodes luchaban contra los judíos, envió a una multitud de ellos a esta región al sur de Jerusalén. En este lugar, “luego construyó una ciudadela, en memoria de las grandes acciones que hizo allí, y la adornó con los palacios más lujosos, y erigió grandes fortificaciones y la llamó por su propio nombre, Herodión”. (Josefo, La Guerra de los judíos, 1.13.8).

Masada

uno de los palacios fortaleza más conocidos de Herodes el grande y un punto importante para Josefo, quien detalló su caída ante los romanos en el año 73 D.C..

La reconstrucción del templo de Jerusalén

descrito como uno de los “logros más imponentes” de Herodes (Ritmeyer, “Reconstructing”, 31).

Paranoia y tiranía

Eventualmente Herodes se convirtió en un tirano paranoico, preocupado por perder su reino. Las fortalezas que construyó reflejan esta paranoia, ya que le proporcionaron refugio cuando se sintió amenazado. Josefo también registró la ejecución que hizo el mismo Herodes de sus dos hijos debido a los rumores de amotinamiento: “También envió a sus hijos a Sebaste, una ciudad no lejos de Cesarea, y allí ordenó que los estrangularan … Y este fue el fin de Alejandro y Aristóbulo” (Josefo, La Guerra de los judíos, 1.27.6).

Herodes se casó con 10 mujeres y tuvo 15 hijos. Los nombres de sus esposas fueron Doris, Mariamna I, Mariamna II, Malthace, Cleopatra, Palas, Fedra y Elpis (se desconocen los nombres de las dos esposas restantes; Packer, Nelson’s Illustrated Encyclopedia, 635). Según Josefo, Herodes era tan protector con su esposa favorita, Mariamna I, que dio instrucciones a sus soldados para que la mataran en caso de que a él le pasara algo mientras viajaba al extranjero. Los motivos de Herodes para casarse con la joven judía asmonea fueron en parte para obtener la aprobación de los judíos. Además de su belleza, se dice que Mariamna I tenía carácter y el valor para decir lo que pensaba.

Después de que Herodes hubo matado a los dos padres de Mariamna I, sus reclamos (y los deseos de su hermana) lo llevaron a juzgarla y ejecutarla. Después de su muerte, Herodes estuvo terriblemente destrozado y enfermó; posteriormente ordenó la ejecución de dos de sus hijos junto con Mariamna I, Alejandro y Aristóbulo, bajo la sospecha de que estaban compitiendo por su posición como gobernante del reino.

Muerte

Al final de su vida, Herodes sufrió una grave enfermedad. Josefo describió los síntomas de Herodes de la siguiente manera: “pues un fuego brillaba lentamente en él, que no parecía tanto al tacto por fuera sino que aumentaba sus dolores por dentro; pues le trajo un apetito vehemente por comer … Sus entrañas también estaban ulceradas, y el principal origen de su dolor estaba en su colon; además, había un líquido acuoso y transparente alrededor de sus pies, y una sustancia similar lo afligía en el fondo de su vientre” (Josefo, Antigüedades, 17.6.5). Al morir, fue enterrado en el Herodión.

Herodes emitió dos mandatos que debían ser cumplidos al ocurrir su muerte:

1. Ejecutar a los ancianos judíos recientemente encarcelados para que el pueblo estuviera de luto durante su muerte.
2. Ejecutar a su hijo Antípatro.

A petición de Herodes, la nación se debería dividir entre tres de sus hijos:

1. Arquelao ascendería al trono.
2. Antipas sería tetrarca de Galilea.
3. Felipe sería tetrarca de Gaulanitis.

Influencia en el Nuevo Testamento

El papel más sobresaliente de Herodes en el Nuevo Testamento, es su aparición en el relato del nacimiento en el evangelio de Mateo (Mateo 2). Este relato refleja la influencia y los celos de Herodes. Su intento por descubrir al rival “Rey de los judíos” resultó en el asesinato de niños inocentes en la región de Belén.

Muchos de los proyectos de construcción de Herodes sirvieron como escenario para diversos eventos del Nuevo Testamento. Belén, el lugar de nacimiento de Jesús, se encuentra cerca del Herodión. La magnificencia del templo de Herodes se muestra claramente en los evangelios. En su momento, también los discípulos de Jesús comentaron acerca de la arquitectura del templo de Herodes: “Jesús salía del templo cuando uno de sus discípulos le dijo: ‘Maestro, ¡mira qué piedras! ¡Qué edificios!’ Jesús le dijo: ‘¿Ves estos grandes edificios? Pues no va a quedar piedra sobre piedra. Todo será derribado’ ” (Marcos 13:1–2, RVC). El templo jugó un papel importante en la vida y el ministerio de Cristo:

• Cristo vino a este templo en Jerusalén tres veces por año, todos los años, desde que tenía 12 años hasta que murió.
• Durante su ministerio, Jesús predicó en este templo (Juan 7:10-24).
• Jesús celebró allí las fiestas judías.
• Jesús predijo la destrucción del templo (Lucas 19:43–44; 21:6).

Los proyectos de construcción de Herodes también sirvieron como escenario para diversos eventos en el libro de Hechos, en particular la ciudad de Cesarea, que fue visitada por Pedro, Pablo y que fue el hogar de Felipe (Hechos 8; 23:33; 21:8). Pablo fue llevado a juicio en la ciudad de Cesarea, la cual Herodes había construido y cuyo puerto había diseñado.

Después de la muerte de Herodes, su hijo Antipas fungió como tetrarca en Galilea (Marcos 14:1; Lucas 3:1). Este el Herodes más mencionado en los evangelios; reinó durante los años de ministerio de Jesús. Antipas probablemente heredó algo de la astucia de su padre, ya que Jesús se refirió a él como un “zorro” (Lucas 13:32). Herodes Antipas también se menciona en el juicio de Jesús (Lucas 23:6–12). Felipe, el hijo de Herodes, también se menciona como el tetrarca de la región norte del reino (Lucas 3:1).

Herodes El Grande

Buscar en la web

suscríbase para recibir todo nuestros recursos

Manténgase informado!

Suscríbete para recibir contenido y notificaciones exclusivos.