3 HORAS DE OSCURIDAD

3 horas de oscuridad
Tabla de contenidos

¿Por qué hubo 3 horas de oscuridad durante la crucifixión de Cristo?

La narrativa bíblica sobre las 3 horas de oscuridad durante la crucifixión de Jesús es uno de los eventos más significativos y simbólicos en el relato del Nuevo Testamento.

Esta profunda oscuridad, que se extendió sobre la tierra desde el mediodía hasta las tres de la tarde, es un momento crucial que lleva consigo un profundo simbolismo y un significado teológico esencial.

¿Qué significó esas tres horas de oscuridad?

Las 3 horas de oscuridad durante la crucifixión de Jesús simbolizaron tanto un momento de juicio divino como un momento de trascendencia espiritual.

Esta oscuridad reflejaba el peso del pecado y la separación de Dios, y fue interpretada por muchos como la manifestación del juicio y la ira divina sobre la humanidad por su rebelión y pecado.

Además, se ha interpretado como el momento en que Jesús cargó con el peso de los pecados del mundo, experimentando una profunda separación de su Padre celestial.

¿Qué pasó en esas tres horas de oscuridad?

Durante este periodo, los evangelios registran que Jesús pronunció siete frases poderosas, conocidas como las «Siete Palabras», que revelan su conexión íntima con la humanidad y su entrega final a la voluntad divina.

En estas horas, Jesús también fue testigo del rechazo y la burla de los que lo rodeaban, tanto de los soldados romanos como de los que pasaban por allí. A pesar del sufrimiento físico y emocional, su naturaleza divina se manifestó en su perdón y compasión por aquellos que lo crucificaron.

¿Cómo fueron esas horas?

Estas 3 horas de oscuridad fueron testigo de una agonía emocional y física sin precedentes, representando el clímax del sacrificio de Jesús por la redención de la humanidad. Fueron horas cargadas de significado y trascendencia espiritual, donde la humanidad y la divinidad se unieron en un momento de redención trascendental.

Pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento que hablan de esas tres horas de oscuridad:

  • Mateo 27:45: «Desde el mediodía hasta las tres de la tarde, toda la tierra quedó en oscuridad».
  • Amós 8:9: «En aquel día —afirma el Señor omnipotente—, haré que el sol se ponga al mediodía y que la tierra quede en oscuridad en pleno día».
  • Lucas 23:44: «Ya era cerca de la hora sexta cuando se extendió la oscuridad sobre toda la tierra, hasta la hora novena».

Este período de oscuridad, junto con otros eventos cruciales de la crucifixión, simboliza el amor incondicional de Dios por la humanidad y el sacrificio máximo de Jesús para reconciliar a la humanidad con su Creador.

Las Siete Palabras, también conocidas como las «Siete Últimas Palabras de Jesús en la Cruz», son una colección de frases pronunciadas por Jesús durante su crucifixión.

Estas palabras están registradas en los Evangelios y son de gran importancia teológica y espiritual para los cristianos. Aquí están las Siete Palabras junto con sus referencias bíblicas:

Las Siete Últimas Palabras de Jesús en la Cruz

  1. «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.» (Lucas 23:34)
  2. «De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.» (Lucas 23:43)
  3. «Mujer, he ahí tu hijo. […] He ahí tu madre.» (Juan 19:26-27)
  4. «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?» (Mateo 27:46, Marcos 15:34)
  5. «Tengo sed.» (Juan 19:28)
  6. «Consumado es.» (Juan 19:30)
  7. «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.» (Lucas 23:46)

Jesús ¿tuvo miedo de la cruz o de ir a la cruz?

Sobre si Jesús tuvo miedo de la cruz o de ir a la cruz, los evangelios no expresan directamente que Jesús sintiera miedo en términos convencionales. Sin embargo, en el Jardín de Getsemaní, antes de su arresto, Jesús experimentó una gran angustia, orando fervientemente a su Padre celestial y pidiendo que le apartara «aquella copa». Esta angustia indica una profunda comprensión de lo que le esperaba y la gravedad de su sacrificio.

juicios de Dios manifestado en oscuridad y tinieblas.

En cuanto a los versículos paralelos que hablan del juicio de Dios manifestado en oscuridad y tinieblas, encontramos un paralelo significativo en el libro de Éxodo, que se refiere a las plagas de Egipto.

En Éxodo 10:21-23, se describe una plaga de oscuridad que cubrió Egipto durante tres días, simbolizando el juicio de Dios sobre la nación por la opresión de los israelitas.

En Amós 5:18 y Joel 2:2, también se mencionan profecías que hacen referencia a un día de oscuridad y tinieblas como señales del juicio de Dios. Estas referencias subrayan la continuidad en la manifestación del juicio divino a lo largo de la historia bíblica y su relación con el evento de la crucifixión de Jesús, enfatizando su significado teológico y su papel en el plan redentor de Dios.

Últimas entradas

El Verdadero Ayuno: Isaías 58

El Verdadero Ayuno: Isaías 58

¿Qué es el verdadero ayuno según la perspectiva bíblica? En Isaías 58, el profeta nos…

EL REINO DE DIOS [Rv60]

EL REINO DE DIOS [Rv60]

¿Qué es el reino de Dios? El Reino de Dios es un concepto central en…

Cronología del protestantismo en España: de 1516 a 1999

Cronología del protestantismo en España: de 1516 a 1999

¿Cuál es la historia y evolución del protestantismo en España a lo largo de los…

¿Estás Dormido?

Yo sé, por triste experiencia, lo que es estar apaciblemente dormido con una paz falsa; por mucho tiempo yo estuve apaciblemente dormido y por mucho tiempo pensé que era cristiano; sin embargo, no sabía nada del Señor Jesucristo.

George Whitefield

Enlaces Rápidos

Enlaces útiles