Compartiendo La Verdad

Estudios Bíblicos

¿Salvados de Entrar en La Tentación?

Es espantoso ver cuán descuidadas son muchas personas respecto al peligro de entrar en tentación. La mayoría de las personas se conforman con no pecar en forma abierta. Parece que mantenerse fuera del alcance de la tentación no les es muy importante

Leer más »
El Pecado de Endurecimiento

El Pecado de Endurecimiento

El pecado de endurecimiento es similar en algunos aspectos al pecado imperdonable. El pecado de endurecimiento consiste en la oposición persistente y terca de la Palabra de Dios y al testimonio de la conciencia. Una diferencia fundamental entre el pecado imperdonable y el pecado de endurecimiento es que el primero es endurecimiento contra el evangelio mientras el segundo puede ser endurecimiento contra la ley o el evangelio.

Leer más »
Autodespojo

El Autodespojo De Cristo

La cuestión del autodespojo de Cristo o la kenosis (del verbo que se halla en Filipenses 2:7) se ha discutido a través de la historia de la iglesia. El Sínodo de Antioquía en 341 afirmó que Cristo se despojó a Sí mismo del “ser igual a Dios”, mientras que defendió claramente la deidad total de Cristo. Durante la Reforma la discusión se centró en la posibilidad de que Cristo se despojara a Sí mismo de los atributos de la omnipotencia, omnisciencia, y la omnipresencia sin que Su deidad esencial fuese afectada.

Leer más »
Jesús

Las Tentaciones de Jesús

Las tentaciones de Jesús eran tan reales para Él cómo los son las nuestras para nosotros y exactamente tan agonizantes. Algunos dicen que, puesto que Cristo era el Hijo de Dios, Él sabía que no podía fracasar, que no podía rendirse.

Leer más »
Infiernos

¿Descendió Cristo A los Infiernos?

En el erróneamente llamado Credo de los Apóstoles (que en realidad proviene de mediados del siglo II, y no de los apóstoles), encontramos la afirmación que Cristo “descendió a los infiernos”. Esta declaración teológica se basa en Efesios 4:9: “Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?” (véase Hch. 2:27). Tertuliano, Ireneo y Jerónimo interpretaron las últimas palabras de este versículo como “hades”. Algunos comentaristas modernos han adoptado esta interpretación. Otros tradujeron “infierno”.

Leer más »
5/5

RECIBA LAS ÚLTIMAS NOTICIAS