LIBRO PRIMERO: SALMOS 1–41

LIBRO PRIMERO: SALMOS 1–41

Honrad al Hijo, para que no se enoje,y perezcáis en el camino;pues se inflama de pronto su ira.Bienaventurados los que en él confían.Salmo 2:12 SALMO 1: «EL JUSTO Y LOS PECADORES» La sección inicial del Salterio (Sal 1–41) comienza la serie de poemas que se conocen tradicionalmente como los salmos de David, pues en su…
Leer más