EL MÉRITO Y LA GRACIA [2022]

EL MÉRITO Y LA GRACIA
Tabla de contenidos

La cuestión del mérito y la gracia ¿Es todo por el esfuerzo humano o por la misericordia divina?

La cuestión del mérito y la gracia está en el corazón del debate histórico entre la teología romana católica y el protestantismo. La declaración principal de la Reforma fue sola gratia —la salvación es únicamente por la gracia de Dios. Los creyentes no traen ningún mérito propio delante del juicio de Dios, sino que descansan exclusivamente sobre la misericordia y la gracia de Dios.

La cuestión del mérito y la gracia

El mérito se define como aquello que se gana o se merece. La justicia requiere que el mérito sea otorgado allí donde es merecido. El mérito es algo que una persona merece por su actuación. Si no se recibe el mérito debido, se comete una injusticia.

La teología romana católica habla del mérito de tres maneras.

Se refiere al mérito merecido, algo que es tan meritorio que impone la obligación de ser recompensado. También habla sobre un mérito congruente, en el que si bien no es tan elevado como el mérito merecido, la recompensa de Dios sería “congruente o apropiada”. El mérito congruente se logra al realizar buenas obras en conjunto con el sacramento de la penitencia.

Un tercer tipo de mérito es el mérito supererogatorio, que es el mérito que trasciende el llamado al deber. Es el mérito en exceso logrado por los santos. Este mérito es depositado en la tesorería del mérito de donde la iglesia puede retirarlo para suplir las cuentas de aquellos que carecen del mérito suficiente para progresar del purgatorio al cielo.

La teología protestante niega y “protesta” contra todos estos tipos de mérito

La teología protestante niega y “protesta” contra todos estos tipos de mérito, declarando que el único mérito que tenemos a nuestra disposición es el mérito de Cristo. El mérito de Cristo nos llega por medio de la gracia por la fe. La gracia es el favor inmerecido de Dios. Es una acción o disposición de Dios hacia nosotros. La gracia no es una sustancia que puede morar en nuestras almas. Crecemos en la gracia, no por una medida cuantitativa de alguna sustancia dentro nuestro, sino por la ayuda misericordiosa del Espíritu Santo que mora en nosotros, actuando en su gracia a favor nuestro y en nosotros. Los medios de la gracia de Dios que nos ayudan en la vida cristiana incluyen la Escritura, los sacramentos, la oración, la comunión, y las enseñanzas de la iglesia.

La teología protestante se centra en la creencia de que la salvación se alcanza solamente por la gracia de Dios a través de la fe en Jesucristo.

La idea es que los seres humanos no pueden ganar la salvación por sus propios méritos, sino que deben depender completamente de la gracia de Dios.

En la Biblia, encontramos referencias que apoyan esta teología. Por ejemplo, en Efesios 2:8-9 se dice: «Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe». Esto significa que la salvación no se puede obtener por nuestras propias obras o méritos, sino que es un regalo de Dios.

Además, en Romanos 3:23-24 se dice: «por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús». Esta afirmación subraya que todos los seres humanos son pecadores y necesitan la gracia de Dios para ser justificados.

La teología protestante afirma que el mérito de Cristo es el único mérito que nos permite alcanzar la salvación, y que este mérito nos llega por medio de la gracia por la fe.

La cuestión del mérito y la gracia en el cristianismo es un tema que ha sido explorado en muchos libros cristianos y en estudios bíblicos a lo largo de la historia de la iglesia. Algunos de los libros más vendidos en la temática del crecimiento espiritual y la historia de la iglesia han sido escritos por autores como Charles Spurgeon, quienes han profundizado en la palabra de Dios y en la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas.

En la actualidad, muchos de estos libros se encuentran disponibles en formato PDF y otros libros digitales, lo que hace más fácil descargar libros y tener acceso a ellos desde cualquier lugar. Estos recursos son muy útiles para aquellos que desean profundizar en su fe y conocer más acerca de la relación entre el mérito humano y la gracia divina.

En definitiva, la cuestión del mérito y la gracia en el cristianismo es un tema fundamental que nos invita a reflexionar acerca de la importancia de reconocer nuestra dependencia de Dios y su presencia viva en nuestras vidas.

Resumen

1. Nuestra salvación es sola gratia, solo por la gracia.
2. No tenemos ningún mérito propio que obligue a Dios a salvarnos.
3. La teología romana católica distingue entre el mérito merecido, el congruente y el supererogatorio. Estos tres tipos de méritos son rechazados por el protestantismo.
4. La gracia es el favor inmerecido o la misericordia de Dios hacia nosotros.

Para reflexionar

Juan 15:1–8
Romanos 4:1–8
Romanos 5:1–5
2 Corintios 5:17–19
Efesios 2:8–9
Tito 3:4–7

EL MÉRITO Y LA GRACIA

Últimas entradas

La Lucha Contra El Pecado Y Las Tentaciones: 7 Claves

La Lucha Contra El Pecado Y Las Tentaciones: 7 Claves

¿Te sientes exhausto por la batalla constante contra el pecado y las tentaciones? ¿Buscas renovación…

Fundamentos de la Teología Sistemática [2024]

Fundamentos de la Teología Sistemática [2024]

¿Alguna vez te has preguntado qué es la teología sistemática y cuál es su propósito…

9 Profecías Clave en Isaías 14-23

9 Profecías Clave en Isaías 14-23

¿Qué es una profecía según la Biblia? Profecías: Comunicación de un mensaje divino a través…

¿Estás Dormido?

Yo sé, por triste experiencia, lo que es estar apaciblemente dormido con una paz falsa; por mucho tiempo yo estuve apaciblemente dormido y por mucho tiempo pensé que era cristiano; sin embargo, no sabía nada del Señor Jesucristo.

George Whitefield

Enlaces Rápidos

Enlaces útiles