Infiernos

¿Descendió Cristo A los Infiernos?

En el erróneamente llamado Credo de los Apóstoles (que en realidad proviene de mediados del siglo II, y no de los apóstoles), encontramos la afirmación que Cristo “descendió a los infiernos”. Esta declaración teológica se basa en Efesios 4:9: “Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?” (véase Hch. 2:27). Tertuliano, Ireneo y Jerónimo interpretaron las últimas palabras de este versículo como “hades”. Algunos comentaristas modernos han adoptado esta interpretación. Otros tradujeron “infierno”.